Pehuenche
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Construyen un refugio y un camino para pastoreo en Malargüe

Se lo denomina camino de pasafauna, un circuito con condiciones seguras para facilitar el trabajo de los productores del departamento que arrean sus animales en busca de pasturas y agua. La obra da respuesta a cientos de años de sacrificios y esfuerzos.

Uno de los circuitos tradicionales donde se desarrolla el pastoreo en nuestra provincia son las zonas laterales del río Grande, donde se ubica la Ruta Nacional 145 (Paso Pehuenche), entre la localidad de Bardas Blancas y el hito Pehuenche, límite con Chile, en el departamento de Malargüe.
En ese tramo, sinuoso y de una belleza paisajística notable, se está ejecutando una obra que tiene como objetivo brindar mejores condiciones de trabajo a los puesteros, mediante la construcción de una serie de estructuras distribuidas sobre una senda de arreo capaz de garantizar su seguridad, la de sus rebaños y la de los usuarios de la ruta que comunica con el país vecino.
"Se trata de una obra sumamente importante para cientos de productores rurales de Malargüe. Comprende la construcción de alambrados, refugios, enrocados, puentes, alcantarillas pasaganado y demás obras menores ubicadas en todo el tramo. El trabajo que realizan los puesteros para trasladar los animales desde y hacia los campos con buen pasto y agua es muy arduo y, en casos de inviernos muy crudos, hasta ponen en riesgo la vida. Esto, teniendo en cuenta que durante los días que dura el arreo están totalmente expuestos a las heladas, los temporales de nieve y viento", indicó Oscar Sandes, administrador general del organismo vial.
Las obras
Se están construyendo tres refugios con sus respectivos corrales comunitarios –dos ubicados en la zona de Bardas Blancas y uno en la zona de Poti Malal–, para que los puesteros tengan sitios de resguardo, de sombra y de cuidado de sus animales.

Pasafauna.jpg

En distintos puntos del recorrido, se están instalando alambrados cuya colocación está sujeta a una serie de lugares donde se facilita el acceso de los animales al río, teniendo en cuenta que durante la época de arreo las chivas se encuentran en el momento de la parición y necesitan hidratarse constantemente.
La obra también incluye la recuperación de un antiguo puente ubicado en Poti Malal y la construcción de dos puentes de 15 metros de longitud por 2 metros de ancho, uno ubicado sobre el arroyo La Leona y otro sobre el arroyo El Guanaco, dos sectores que presentan muchas complicaciones para los veranadores, al punto que en diversas ocasiones los piños (manadas) deben ser cruzados a caballo en ambos lugares, con las dificultades que eso supone.
El porcentaje de avance de los trabajos se ubica en el 40%. La obra, supervisada por Vialidad Provincial, tiene una inversión de $60 millones por parte del Gobierno de Mendoza y está a cargo de la Unión Transitoria de Empresas integrada por Chediak, Ceosa y Obras Andinas SA.

Comentarios