Política
Sábado 05 de Diciembre de 2015

Continúa el revuelo por la danza de pases a planta y ascensos indiscriminados

El tormentoso final de Pérez incluye un frenético nombramiento de funcionarios a último momento, a lo que se sumó la falta de pago a la totalidad de los estatales. Fuerte comunicado del próximo oficialismo

Paola Alé / ale.paola@diariouno.net.ar
Si algo le faltaba al escandaloso final de Francisco Pérez como gobernador era la danza de ascensos y pases a planta de los últimos dos días de su gestión: superan largamente los 200.
Pérez ha asegurado que se irá a la actividad privada a partir del miércoles, cuando se realice el traspaso de mando y el ungido con los atributos del Ejecutivo hasta el 2019 sea Alfredo Cornejo. Pero lo más polémico es que no le ha temblado el pulso para convertir en empleados estatales a muchos de sus funcionarios en los últimos meses y particularmente en el último  día laborable de su gestión. Los que consiguieron quedarse en el Estado fueron la ex jefa de Gabinete del ministerio de Seguridad, Analía Rodríguez; el director del Zoológico provincial, Gustavo Pronotto, y el jefe de Mantenimiento Escolar, Enrique Saieg, además de un puñado de empleados que no tenían funciones políticas.
Se suma a esto que  el gobierno de Pérez hizo mutis por el foro y no dio más explicaciones ni declaraciones políticas de ninguna índole ante la pregunta de cómo sigue el cronograma de pago a los estatales que aún no reciben salario. De todos modos anoche un vocero del gobierno saliente hizo conocer que el miércoles se depositarán más salarios (ver página 4).
De todas maneras, y según aseguró el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés (FC), “este final ya es escandaloso desde hace rato. Cornejo de por sí ya tiene que devolver $500 millones  en concepto de coparticipación a los municipios, dinero con el que se ha estado pagando a los trabajadores públicos en los últimos meses”.
Reacción
El presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés; el presidente provisional del Senado, Juan Carlos Jaliff, y los titulares de bloque de ambas cámaras, César Biffi y Alejandro Molero, no se perdieron la oportunidad de realizar comentarios lapidarios hacia el gobierno saliente. Remarcaron que Pérez se está gastando $500 millones que les corresponden a los municipios, y que el Ejecutivo nacional sólo les adelantó fondos, pero que hay que devolverlos.
“La asistencia financiera no se la está brindado la Nación, sino el gobierno entrante”, destacaron en un comunicado de prensa  “Es decir, se trata de un acuerdo entre un gobernador y un Ejecutivo nacional salientes, a espaldas del gobernador electo por la voluntad popular en la provincia de Mendoza”, aseveraron.
El segundo punto a enfatizar es la baja calidad de la asistencia financiera. En especial por el cortísimo plazo   cuyo único efecto es trasladar un par de semanas el incendio financiero provincial producto de la actual gestión.
“Terminan 8 años de una relación en la cual la sumisión no le trajo ninguna ventaja a la provincia. Su última gestión financiera lo único que consiguió es otra bomba de tiempo: plata de coparticipación que descontarán en diciembre, con lo cual  están usando fondos que le corresponde administrar a Cornejo”, subrayaron.
Según describieron, “el agua para apagar el incendio que produjo el gobierno saliente la están aportando la próxima gestión y los municipios. Como si esto fuera poco, al festival de nombramientos de los últimos tiempos se suma ahora la pretensión de nombrar agentes que pertenecen al Gobierno nacional          –de la Aseguradora de Riesgos de Trabajo–  a la plantilla de empleados provinciales, sin dejar de mencionar que desvergonzadamente el gobernador saliente ha mostrado especial preocupación por dejar acomodados en el Estado a decenas de parientes y amigos”.
Ascensos policiales
Por último, de una gravedad inusitada,  según afirman los radicales del FC “a pesar de que el gobernador electo solicitó formalmente por nota al Ministerio de Seguridad que se abstuvieran de ascender a los cuadros policiales hasta tanto pudiera el gobierno futuro revisarlo, en los últimos días se han producido en la Policía de Mendoza 1.800 ascensos, entre los que se cuentan 15 a comisario general, 24 a comisario inspector y 30 a comisario, lo que significa consolidar una estructura de autoridad policial que desde luego el próximo gobierno deberá revisar”.  Y recordaron que “en el año 2007 los ascensos programados fueron postergados por el gobernador Julio Cobos para que finalmente tomara la decisión el gobernador electo Celso Jaque”.

Comentarios