La provincia
Miércoles 04 de Noviembre de 2015

Continúa la incertidumbre por los sueldos estatales

Carina Luz Pérez
perez.carina@diariouno.net.ar

Sin posibilidades de ofrecer un panorama claro para abonar los salarios que faltan, en particular de aquellos sectores más sensibles como los SEOS (Servicio Educativo de Orientación Social), las escuelas privadas y los contratos de médicos de guardias y de servicios críticos como terapia intensiva, el Gobierno provincial prefirió el silencio. Esto, a pesar de la movilización de los municipales en Luján hacia el barrio donde vive el gobernador Francisco Pérez (ver página 4), de las promesas de nuevas medidas de fuerza de los gremios estatales y de una convocatoria que circulaba ayer por las redes sociales para repudiar la actual gestión con un marcha, aparentemente de un sector de Cambiemos, frente a la Legislatura. Todo hizo el combo perfecto para alentar el malestar social ante las dificultades financieras por las que atraviesa Mendoza.
Otro argumento que podría haber utilizado el Gobierno –y no utilizó– para parar la batería de piñas que recibe a diario, pero sobre todo para llevar tranquilidad a los ciudadanos mendocinos,  es criticar el proyecto de Ley de Emergencia Fiscal que presentó el bloque de diputados radicales, cuando ya tiene otro instrumento aprobado como es la Ley de Endeudamiento.
En realidad, el silencio no es pasivo, sino que Pérez y parte de su gabinete están calculando cuándo y cómo salir a tratar de amortiguar los golpes recibidos y los que –saben– seguirán recibiendo porque los problemas son reales. Pero también hay muchos dispuestos a tirar más leña al fuego, dentro y fuera del oficialismo. Por eso, es posible que hoy o mañana desde el Ejecutivo se convoque a una conferencia de prensa.
“Para nosotros, está claro que el gobierno electo necesita mostrar a la provincia al borde del colapso, para poder realizar el ajuste que quieren hacer porque Cornejo va a tener que gobernar en una provincia sin plata, como lo hizo Pérez, como lo hizo Jaque. Pero llegamos a esto, por un lado, por errores propios y por otro, porque no pudimos conseguir financiamiento a largo plazo por toda la oposición que hizo el radicalismo cuando pudimos acceder a un crédito internacional y la Corte lo invalidó. Y todo lo que obtenemos es financiamiento a corto plazo. Que la situación es complicada es complicada, pero también que esto es un cuello de botella coyuntural, del cual la Provincia va a salir, también es cierto”, razonó un funcionario de alto rango que pidió reserva de su nombre.
En tanto, los conflictos diarios son atendidos personalmente por Pérez, como fue el caso del pase a planta de 56 médicos del microhospital de Puente de Hierro, que finalmente fue sellado ayer en la Subsecretaria de Trabajo, cumpliendo así un compromiso que asumió en 2014 cuando su ex amigo Matías Roby era ministro de Salud; el pago de los salarios de los municipales de Luján, por lo cual la recaudación del día de ayer, alrededor de $20 millones, fue derivada a esa Comuna. 
Paso a paso, atendiendo el problema del día, como la comida del hospital Notti que normalmente se les ofrece a los doctores que hacen guardias o los problemas con los profesionales de servicios críticos, que ya avisaron que no continuarán trabajando si no les abonan los salarios adeudados desde hace dos o tres meses, es la cotidianeidad de un Gobierno saliente frente a otro electo y en medio de una reñida elección presidencial.

El rol del Banco Nación 
Tanto oficialistas como opositores han dicho más de una vez que las cuentas de Mendoza representan una ganancia de U$S500 millones para el Banco Nación, por lo cual, el Ejecutivo como su cliente principal  debería recibir un trato mejor. Amén de que Pérez podría haber cometido varios errores con el directorio de esa entidad, Cornejo anunció que irá a la Justicia si le ofrecen créditos a largo plazo o fuera de lo que dice la Ley de Endeudamiento y la proximidad de un cambio de gobierno. Esto implica que habrá que dejar puestos claves para la nueva gestión entrante y en ese plan, nadie quiere tomar decisiones. En definitiva, la Provincia sólo se moverá con adelantos de coparticipación hasta tanto el resultado electoral esté definido. Por esto tampoco se ha destrabado la propuesta realizada de refinanciar la deuda que vence el 30 de diciembre y un crédito nuevo para cubrir los gastos de fin de año y principios de 2016.
La Ley de Emergencia Fiscal
El proyecto que ingresó ayer a la Legislatura está firmado por todo el bloque radical de diputados y establecerá, de ser aprobado, que será declarada la emergencia fiscal “con exclusivo alcance al régimen de pagos de las obligaciones dinerarias a cargo de la Provincia exigibles al 31 de diciembre”.
Esto significa en la práctica, que si los gremios piden un aumento y el gobierno considera que no puede pagarlo, puede escudarse en este instrumento para imponer un techo a las paritarias, sólo como para dar un ejemplo.

Comentarios