Policiales
Lunes 30 de Noviembre de 2015

Continúa la investigación a una red de trata sexual

Secuestro. Una joven sanjuanina denunció haber estado en San Rafael en cautiverio. Ahora regresó a su provincia. Abusos. La Justicia ordenó una serie de medidas para determinar si la mujer fue sometida contra su voluntad.

En el transcurso de la semana pasada comenzó a armarse el rompecabezas para esclarecer un posible caso de trata de personas que habría empezado hace 14 días cuando una joven de 26 años fue raptada en la provincia de Tucumán.
Sin documentos y sólo con lo puesto apareció el domingo pasado en la nueva terminal. Desde allí fue trasladada al hospital Schestakow donde la estabilizaron física y emocionalmente tras denunciar que había sido secuestrada, golpeada y abusada.
El caso pasó inmediatamente a la órbita de la Justicia Federal cuyos funcionarios esperaron al menos 48 horas para tomarle declaración. Es que la joven con problemas de adicciones a las drogas, el alcohol y con brotes psicóticos, según las pericias que se le efectuaron, no estaba preparada para declarar.
El miércoles fue el día clave con el primer testimonio de la víctima. Allí habría declarado que una persona conocida se la llevó, se desconoce en qué condiciones, de Tucumán hasta a una casa en San Rafael donde fue encerrada contra su voluntad.
Aparentemente, de acuerdo a sus dichos, “fue sometida sexualmente hasta que se escapó y un tercero la levantó por una ruta”. El hombre, supuestamente un camionero, la llevó a la terminal y luego se alejó.
En este escenario, según pudo averiguar Diario UNO San Rafael, hay partes del relato de la joven, producto de su situación física y mental, que fueron difusos y poco esclarecedores. Lo cierto es que la Justicia pudo determinar que esta mujer no era tucumana sino sanjuanina y que tuvo antecedentes en el ejercicio libre de la prostitución.
En principio se sospecha, que por razones desconocidas, la mujer escapó de San Juan hacia Tucumán y que en esa provincia habría sido secuestrada. En ese sentido la investigación está orientada a determinar si la joven  fue víctima de una banda que se dedicaría a la trata de personas y operaría en las provincias de San Juan y Mendoza.
En este marco, la Justicia Federal de San Rafael se contactó con sus pares de San Juan para ubicar a la familia de la joven. Finalmente este jueves, después de algunos exámenes médicos, se decidió su traslado a esa provincia.
Ahora los investigadores están concentrados en hallar el lugar donde la mujer estuvo prisionera para  intentar desbaratar esta supuesta banda que tendría un circuito ya armado que incluiría a Tunuyán. Si bien el secreto de sumario es total, trascendió que existen varias hipótesis para esclarecer el hecho que preocupa a las autoridades.
Una fuente consultada afirmó que “la víctima se encuentra en estado de vulnerabilidad de alto riesgo y que la mayor preocupación es proteger su condición para que no se repita la historia”. Es que no se descarta que la joven haya participado de esta red en el pasado y que después de escaparse la obligaron a reingresar al circuito de la explotación sexual.   
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios