La provincia
Jueves 26 de Noviembre de 2015

Continúa la polémica en el Este mendocino por las fotomultas de tránsito

Vecinos de Junín y de Rivadavia se quejaron por los montos de los partes por exceso de velocidad y porque en muchos casos no están las señalizaciones correspondientes.

Por Enrique Pfaab
pfaab.enrique@diariouno.net.ar
Arde el Este mendocino. Si bien el control de los excesos de velocidad sobre la Ruta Nacional 7 ya se había implementado a principio de año, ahora estalló la polémica ya que los automovilistas comenzaron a recibir los partes, que son de $5.500 y de $1.360 por pago voluntario. Los intendentes de Rivadavia y Junín criticaron las formas de efectuar las infracciones, que son remitidas por la vecina comuna de San Martín.
La Municipalidad de San Martín comenzó a controlar la velocidad en las rutas en junio pasado. Para ello contrató a una empresa operadora, a través de un llamado a licitación, que implementa un sistema de radar y registra la velocidad con sistema fotográfico y con un operador a cargo del sistema. La operadora cuenta con todo el sistema homologado y aprobado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y ya opera desde hace años en otras provincias.
Antes de comenzar a realizar este control, San Martín se adhirió a la Agencia Nacional y así obtuvo jurisdicción sobre todas las rutas. Por este convenio, San Martín también es el único que otorga licencias de conducir nacionales, en un trámite que se resuelve sin turno en una mañana, siempre que la documentación esté en regla y el conductor supere los exámenes de rigor.
La misma concesionaria del sistema de radar, es la que labra las infracciones y remite las notificaciones y boletas de pago.
Si el infractor no abona o no reconoce la infracción, es el Juzgado Vial el que labra la resolución e intima al pago.
Si el infractor no cancela ese pago, el sistema nacional luego le impide realizar la renovación, en cualquier punto del país.
El intendente de Rivadavia, Ricardo Mansur recibió quejas de sus vecinos por las infracciones que les hicieron llegar desde la comuna de San Martín y dijo que “estamos aconsejando a la gente que no pague, porque el sistema es arbitrario”.
Ayer el intendente de Junín, Mario Abed, le dijo a Diario UNO que “coincido totalmente con Ricardo (Mansur). Las infracciones se han librado en una ruta en donde la máxima es 110 kilómetros por hora”.
La objeción concreta, no es por las infracciones que se les pueden haber librado a aquellos que superaron esa velocidad de 110, sino aquellas que se les remitieron a los automovilistas por superar las velocidades de 60 y 80 kilómetros por hora, en lugares de la ruta en donde la máxima supuestamente es esa. Y, para mayor polémica, los supuestos infractores y los intendentes radicales sostienen que en los sitios donde fueron libradas esas multas la ruta no tiene señalización de máxima o, en todo caso, los controles del radar se ubican en sitios en donde el automovilista cuidadoso no alcanza a disminuir la velocidad lo suficiente.
Con respecto a esto, en San Martín sostienen que, si existe alguna deficiencia en la señalización, esta debe ser reclamada a Vialidad Nacional pero no al control que efectúa la comuna.
Rivadavia ya anunció que estudia presentar un amparo a la medida de San Martín y desde Junín no descartaron sumarse a esa iniciativa.
►Este año. El control lo implementa la Municipalidad de San Martín desde el inicio de 2015. Lo hace a través de una empresa que es la que labra las infracciones, y distribuye las notificaciones y boletas. Desde Rivadavia llamaron a no pagar.

Comentarios