Viernes 22 de Julio de 2016

Convocan en San Rafael a un "tetazo" a favor del amamantamiento

Será este sábado a las 15 en plaza San Martín. Es en consonancia con otros movimientos similares en el país luego de la polémica ocurrida en San Isidro entre dos policías y una madre que amamantaba en una plaza.

San Rafael se suma a la movida a favor del derecho a amamantar en lugares públicos y, convocado por el Área de la Mujer de la Comuna, se invitó a la gente a un "tetazo" que se llevará a cabo este sábado 23 a las 15 en la plaza San Martín.
Todo comenzó hace una semana en San Isidro, Buenos Aires, con el supuesto acto de abuso de autoridad por parte de la Policía Comunal cuando a Constanza Santos le impidieron amamantar a su bebe en la plazoleta del mástil, en el centro comercial de San Isidro.
Este hecho generó un repudio generalizado, primero en esa localidad y luego se fue extendiendo al resto del país.
Por eso, debido a que "quisieron detener a una mujer por amamantar en la vía pública. Amamantar es un derecho y es Nnatural. Sumate a la #teteadamasiva el Sabado 23 de Julio a las 15:00 en la Plaza San Martin", reza la convocatoria del Área de la Mujer. Habrá una movida similar en Mendoza ciudad.
Constanza, la afectda original por este insólito acto, contó en su momento cómo fue todo.
“Fui al Banco Nación, estuve esperando una hora y ya lo tenía a mi hijo llorando como loco. No me dejaron pasar antes ni nada y él estaba irritadísimo. Me senté en el mástil, en los bancos que hay ahí, y le empecé a dar ahí. Entonces veo que se me quedaron mirando los policías que estaban a unos metros, pero no le di importancia. Cuando levanto la vista las tenía a dos policías,  chicas de aproximadamente 20-25 años de edad,  y una me dice que presente el documento mío y del bebé, y la otra me dice que no podía amamantar en la vía pública, que había una ley que lo prohibía. Yo sorprendida por lo que me decían y nerviosa porque el nene se me despegó y lloraba,  aparte re prepotentes fueron, ni un buen día, les pregunto si me estaban cargando, y les digo que no tengo conocimiento que haya ninguna ley de ese tipo, y que  mi hijo estaba llorando, tenía hambre y yo no estaba haciendo nada malo” conto la joven.

“Y seguían insistentes con que les diera el documento, les dije que no estaba haciendo nada malo, estaba dándole de comer a mi hijo, y él niño lloraba desconsolado, mientras seguían insistiendo prepotentes, muy violento todo” señaló Constanza.

Comentarios