Política
Viernes 20 de Noviembre de 2015

Cornejo y Montero se reunieron con los gremios y hablaron de paritarias y OSEP

 
El gobernador electo de Mendoza, Alfredo Cornejo, y su compañera de fórmula, Laura Montero, tuvieron su primer encuentro con los gremios que representan a los distintos trabajadores del Estado en una reunión que los propios futuros gobernantes convocaron. Ellos pusieron sus cartas sobre la mesa y les hablaron sobre la complicada situación financiera de Mendoza, como si fuese una advertencia de lo que se viene. 
La cita fue en el auditorio de la biblioteca pública de Godoy Cruz y el diálogo duró más de tres horas. Estuvieron los secretarios de AMPROS, SITEA, judiciales, ATSA y ATE. Hablaron de paritarias, de la democratización de la OSEP, de los sueldos y el medio aguinaldo de diciembre y de la Ley de Emergencia Fiscal.
Alfredo Cornejo fue el último en salir de la reunión. Antes habían pasado pesos pesados de los sindicatos como Carlos Ordóñez, de judiciales; Isabel Del Popolo, de los profesionales de la salud, y Roberto Macho, de ATE. Los que estuvieron ausentes,  con aviso, fueron los representantes del SUTE.
Cornejo dijo que reducirá el personal, tanto de funcionarios como de trabajadores, y le pidió al gobernador actual, Francisco Pérez, que deje de pagarles a los proveedores para que pueda hacerse cargo de cumplir con todos los sueldos de noviembre. 
Sobre las paritarias sostuvo que no habrá techo ni tope pero serán de acuerdo a los recursos con los que se cuente.
“¿De qué valen grandes aumentos salariales si no se tienen medicamentos en los hospitales? Yo voy a defender a los ciudadanos de Mendoza y voy a dar una discusión en las paritarias en función de las necesidades de los ciudadanos”, lanzó. Y agregó: “Yo le pido a Paco Pérez que suspenda los pagos a proveedores y que junte el dinero para pagar los sueldos de noviembre”.
Fue Macho el único de los gremialistas que tuvo una postura más crítica con Cornejo. “Él mismo dijo que el promedio de un trabajador de Godoy Cruz es de $15.000, entonces cuando vayamos a las paritarias yo quiero que el trabajador que menos gana llegue a eso. Queremos como piso la canasta básica alimentaria”, sostuvo, y añadió que si no se pagan los salarios en término “va a tener conflictos”.
“Eso es mala fe en el debate. Yo puedo pagar eso en Godoy Cruz porque tengo 600 empleados menos que hace 8 años, por eso el promedio es mejor. No se va a poder ir a ese número en toda la provincia, por lo menos no en el corto y mediano plazo”, refutó Cornejo al representante de ATE. 
Y afirmó que no va a echar empleados públicos excepto los mal designados, aunque sí reducirá planta de personal. “Vamos a jubilar a todos los que estén en condiciones de hacerlo y no vamos a tomar en la misma proporción”, explicó, y repitió que minimizará la planta de cargos políticos en el Ejecutivo de cerca de 500 que hay ahora a unos 300.
En cuanto a la OSEP, Macho dijo que un acto de buena fe de Cornejo sería indicarles a sus legisladores que el próximo martes traten la ley de democratización y aclaró que la intención de ellos no es administrar la obra social. 
Pero la postura del futuro gobernador es otra. “Los sindicatos no tienen una posición única, yo creo que tenemos que hacer un blanco sobre negro: si en realidad la dirigencia sindical quiere manejar la obra social yo no lo veo mal, le doy la administración y se hacen responsables de todo”, dijo, y redobló la apuesta.

Comentarios