Economía
Domingo 11 de Septiembre de 2011

Crece la economía social en el Este

En Mendoza ya existen unos 170 grupos de vecinos y trabajadores que han generado sus propios proyectos laborales y las estrategias comerciales. Ayer se realizó el 4º foro regional en San Martín.

Enrique Pfaab
epfaab@diariouno.net.ar

SAN MARTÍN– Se realizó ayer en la ciudad departamental el 4º Foro Regional de Economía Social. Allí se reunió gran cantidad de organizaciones de vecinos y trabajadores que han generado sus propios proyectos laborales y estrategias comerciales. En la provincia hay unos 170 grupos de este tipo.

Con una importante convocatoria y un despliegue de carpas, puestos de venta y exposición, y con el salón cultural municipal totalmente repleto, se desarrollaron ayer talleres participativos de emprendedores, productores y consumidores, organizaciones sociales, cooperativas y mutuales, institutos educativos y funcionarios y operadores del estado municipal, provincial y representantes de la Comisión Nacional de Microcrédito del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

“Es importante que las organizaciones populares, conformadas por gente humilde, hayan sido organizadas y se haya ayudado en lo operativo e instrumental desde el Estado”, destacó el intendente anfitrión, Jorge Giménez, al iniciarse el encuentro.

La cooperativa El Humito quizá sea uno de los emblemas de estas organizaciones, al menos en el Este provincial. “Éramos un problema y ahora somos el ejemplo de lo que se logra con unión y organización, y un grupo de personas que tiene una buena posibilidad de futuro”, dijo Ricardo Roldán (46), uno de los 23 integrantes originales de esta cooperativa de trabajo, que se dedica a seleccionar y recuperar materiales reciclables del vertedero municipal de Alto Salvador. “Antes los vecinos de la zona se quejaban por el humo y el olor. Ahora trabajamos limpio, sin afectar el medio ambiente y recuperamos mayor cantidad de material, con métodos de trabajo seguros y logramos mejores precios de venta”, contó Roldán.

Con un paciente trabajo de integración, concientización y capacitación la Comuna logró unir a los 23 trabajadores del basural en una cooperativa que sus propios integrantes bautizaron con el nombre de El Humito. Luego, con fondos municipales, compraron una prensa que permitió mejorar el transporte y el valor de venta en conjunto. La cooperativa repartió en partes iguales las ganancias, además, de reservar algo para continuar mejorando las condiciones de trabajo.

Después los vecinos obtuvieron de la Secretaría de Medio Ambiente un subsidio de $510.000 para dar otro paso significativo en el mejoramiento de la calidad de vida. Con ese dinero se está construyendo un galpón, baños, una oficina, una playa de descarga y una tolva de recepción.

Los elogios del intendente
“Yo vengo de ahí, de ser un militante social, y me tocaron épocas muy difíciles en las que ni siquiera desde el Estado municipal, se acompañaba estas iniciativas que dan este tipo respuestas y que permiten rehacer un país”, dijo el intendente Jorge Giménez, aprovechando para marcar diferencias entre las gestiones de gobierno actuales y las pasadas.

El jefe comunal remarcó: “Es el Estado el que debe ir generando normas para que estas políticas de inclusión sean posibles”, y criticó a “los burócratas de siempre que, a lo largo de la historia, han ido trabando estos emprendimientos. La ley tiene que ir cambiando para facilitar estos pequeños emprendimientos comunitarios que puedan venderle al mismo Estado, que por lo general compra mal y caro”.

Comentarios