San Rafael
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Crimen en la Cárcel: el fiscal pidió de 8 a 13 años para seis de los siete acusados

Los dos señalados como los cabecillas del grupo agresor son miembros de la temible "banda de la plancha". La sentencia se conocerá la semana próxima.

En su alegato expuesto este jueves en la sala de la Primera Cámara del Crimen, el fiscal Norberto Jamsech pidió penas de 8 a 13 años de prisión para seis de los siete presos acusados de matar con "lanzas caseras" a Elvio Leandro Berón y herir a Rafael Morán y Jonathan Betancourt en la Cárcel de San Rafael el 10 de agosto de 2015.

Las más severas recayeron sobre Raúl Ariel Reyes y Roberto Carlos Peletay, para quienes solicitó 13 y 11 años de prisión respectivamente, al catalogarlos como los "cabecillas" del grupo agresor.

Argumentó que Reyes era el "líder" del pabellón porque tenía el poder de detener o evitar cualquier tipo de situación violenta, según lo desprendido de varios testimonios referidos al movimiento cotidiano del pabellón 11.

En tanto que a Peletay lo ubicó como una especie de "segundo al mando", ya que éste es medio hermano y ambos integraban la temible "banda de la plancha" que cometió asaltos en domicilios y usaron este artefacto para amenazar a sus víctimas. En mayo del año pasado fueron condenados en un juicio resonante.

La solicitud se completó con 10 años para Maximiliano Alexis Vargas, 9 años para Carlos Alberto Merenda y Gerardo David Iváñez, y 8 años para Marcos Salvador Casatte.

En todos los casos bajo el cargo de "homicidio simple con dolo eventual" en concurso real con "lesiones leves". En tanto que no presentó acusación para Oscar Jonathan Gutiérrez.

El fiscal manifestó que el grupo, aunque no tenía intenciones de matar, realizaron distintas acciones que podían llevar a la muerte de Berón, y consideró que todos tuvieron responsabilidad en el homicidio al irse turnando para atacarlo.

Además, afirmó que el ataque fue acordado y planeado por el grupo, ya que tuvieron ciertas acciones premeditadas como armar las "lanzas caseras" y colgar una manta para evitar que se viera el interior de la celda de la víctima.

Desde el lado de enfrente, los cinco defensores coincidieron en solicitar la absolución para los siete acusados por los delitos de homicidio y lesiones, excepto para Merenda que su abogada pidió la pena mínima para la acusación de "lesiones leves".

En el caso de Gutiérrez, su defensora sólo tuvo que adherir a la falta de acusación que hizo el fiscal y por lo tanto está virtualmente absuelto.

La decisión del tribunal integrado por los jueces Julio Bittar, Ariel Hernández y Rodolfo Luque se conocerá el próximo lunes a las 16 horas.

Comentarios