Política
Jueves 15 de Diciembre de 2011

Cristina prefirió recordar a Néstor durante un discurso en Buenos Aires y no mencionar a Moyano

La mandataria visitó la planta de Toyota Argentina en la ciudad bonaerense de Zárate. En su discurso defendió el modelo que inició el ex mandatario Néstor Kirchner.

Mientras el líder de la CGT Hugo Moyano prende fuego el vínculo con la Casa Rosada, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue con su agenda. Este jueves la mandataria visitó la planta de Toyota Argentina en la ciudad bonaerense de Zárate. En su discurso defendió el modelo que inició el ex mandatario Néstor Kirchner, celebró que en Tucumán que hayan sido hallados los restos de Guillermo Vargas Aignasse, senador provincial justicialista desaparecido en la última dictadura militar; y no hizo alusión al camionero.

Tras recorrer las instalaciones de la fábrica, Cristina plantó en el parque de la fábrica un ceibo junto a otro que en 2005 había colocado el fallecido ex presidente Néstor Kirchner, a quien recordó como un dirigente que "contribuyó a hacer un país distinto".

"Dicen que hay que plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. El plantó el árbol, tuvo dos hijos y no escribió ningún libro, pero escribió una parte de la historia argentina", destacó la mandataria.

"Porque quién en el 2003, con una mano en el corazón, imaginaba este país en todos sus aspectos: derechos humanos, trabajo, desarrollo", se preguntó la Presidenta, para quien "cada fábrica argentina es como propia, como hija de este proyecto nacional, popular y democrático que generó más de 5 millones de puestos de trabajo".

En su mensaje, la jefa de Estado se emocionó al recordar la figura de su marido fallecido, sobre quien señaló que "escribió una parte de esta historia, junto a todos los argentinos que lo acompañaron en el desarrollo de este proyecto, con generación del mercado interno, redistribución del ingreso, inclusión social y el presupuesto educativo más importante de la historia".

En materia automotriz, remarcó: "somos el país en toda América Latina que fabrica y vende más autos para el mercado interno", y destacó que en 2010 "se vendió un auto 0km cada 60 habitantes, con lo que Argentina se ubicó en el primer lugar de ventas".

"Me siento muy orgullosa de todo lo que hemos hecho, y más comprometida por lo que falta hacer", dijo Cristina tras mantener una videoconferencia con Berazategui, donde se entregaron viviendas y se inauguró un jardín de infantes; y con una fábrica de calzados y vestimenta de seguridad en la capital de Catamarca.

Cristina dijo asimismo que "todavía tenemos que llegar a otros argentinos con programas sociales verdaderos, como la Asignación Universal por Hijo, no asistencialistas ni clientelares", y llamó a todos los argentinos a "ejercitar entre todos la solidaridad para llegar a los que todavía faltan".

"Sueño con el día en que todas las asignaciones universales que hoy pagamos, que son más de 3 millones y medio, se conviertan en asignaciones familiares, porque ese día habremos tenido un régimen pleno empleo con el que sueña cualquier presidente bien nacido", expresó.

En otro momento del discurso, la mandataria contó que se comunicó este jueves por la mañana con el diputado provincial Gerónimo Vargas Aignasse, tras conocerse el miércoles que los restos de su padre, el ex senador Guillermo Vargas Aignasse -desaparecido en 1976-, fueron encontrados en una fosa común de la provincia, conocida como "Pozo de Vargas".

"Me impresionó que lo encontraran allí, un lugar que él (por Néstor Kirchner) visitó el 30 de septiembre de 2003 y donde depositó un ramo de flores que le alcanzó un familiar de un desaparecido", relató.

La jefa de Estado contó que Vargas Aignasse le recordó este jueves una conversación que había mantenido con Kirchner en el 2003, donde el ex mandatario fallecido le aseguró que aquellos que habían cometido delitos de lesa humanidad iban a ser juzgados.

"Me dijo que lo vivió en ese momento como una suerte de acompañamiento personal, pero que le sonó como decirle que iba a ir a la Luna", remarcó.

En ese marco, Cristina recordó un "maravilloso artículo que escribió una arqueóloga del Equipo de Antropología Forense en Página 12, que lo tituló Un país distinto y cerró su discurso diciendo que Kirchner "no escribió un libro, pero contribuyó a hacer un país distinto".

Comentarios