Economía
Martes 10 de Enero de 2017

Cuatro mil hectáreas dañadas y 500 productores afectados fue el saldo de la tormenta en Jaime Prats y Real del Padre

Así lo confirmó el director de Agricultura y Contingencias Climáticas Oscar Astorga. El daño podría afectar la temporada del 2018.

Jaime Prats, Real del Padre y algunas zonas de General Alvear fueron consideradas zonas de desastre tras la tormenta que se precipitó el 7 de enero y afectó unas 4.000 hectáreas y comprometió la vida económica de unos 500 productores.

Así lo confirmó este martes en rueda de prensa, el director de Agricultura y Contingencias Climáticas (DAAC), Oscar Astorga que recorrió las zonas afectadas.
El funcionario informó que "se vieron afectados el 35% de los cultivos de vid. el 45% de frutales con carozo y el resto correspondió a cultivos de pepitas y hostícolas".
Lo más grave es que hubo un 80% de afectación en las hectáreas donde el fenómeno descargó toda su potencia con ráfagas de viento que superaron los 70 kilómetros.
"No se trato de un tornado", mencionó Astorga y señaló que "el viento potenció la caída de granizo que produjo un severo daño con pérdidas considerables para esta temporada y quizás para la próxima".
La tormenta según sus estimaciones superó los 10.000 metros de altura lo que volvió imposible el combate con los aviones de la lucha antigranizo que operaron durante todo el fin de semana.
En ese sentido recordó que "los aviones pueden mitigar los efectos de las tormentas pero es imposible evitar un fenómeno de esta magnitud".
Respecto a la ayuda que recibirán los afectados dijo que "serán asistidos por el fondo compensador y por las ayudas no retornables (ANR), un fondo de 30 millones de pesos que reconoce $1.400 por hectárea dañada".
Este fondo que es una ayuda provincial se empezará a pagar en la segunda quincena de enero en General Alvear y en San Rafael aun se desconoce la fecha, dijo el funcionario.
Además remarcó que "seguramente habrá que pensar en funguicidas para las plantas que fueron afectadas por el granizo". Es que algunas enfermedades pueden aparecer y es necesario su combate, agregó.
Para los afectados con más del 80% de pérdidas se emitirá un certificado de desastre para que puedan gestionar créditos a tasa cero y luego alguna línea blanda para infraestructura como la compra de alambre, palos y plantas.
Además se prorrogarán los vencimientos para quienes tengan créditos con el Fondo de la Transformación y el pago de Irrigación como lo indican los protocolos en caso de desastre.
"La situación no es fácil", mencionó Astorga y no descartó otras ayudas que dependerán del gobierno provincial y del nacional que pueda remitir ayudas extras.
En cuanto al conflicto que existe con los pilotos de la lucha antigranizo prefirió no opinar pero si señaló que "hay que hacer una revisión de toda la situación actual".


Comentarios