Escenario
Domingo 08 de Febrero de 2015

Darío Grandinetti habló de las sensaciones que tuvo al interpretar al padre bergoglio

El actor rosarino interpretará al sacerdote Jorge Mario Bergoglio en "Francisco: el Padre Jorge", de Beda Docampo Feijóo, en una coproducción de Pampa Films de Argentina y Gloriamundi de España.

Al que le quepa el sayo que slo ponga. Y Darío Grandinetti se puso la sotana nomás. El actor rosarino interpretará al sacerdote Jorge Mario Bergoglio en "Francisco: el Padre Jorge", de Beda Docampo Feijóo, en una coproducción de Pampa Films de Argentina y Gloriamundi de España."Celebro la posibilidad de poder interpretar a un Papa coherente y capaz de intentar cambios históricos en la Iglesia", dijo Grandinetti.

El filme, que comenzó a rodarse el lunes 19 de enero en Buenos Aires, transita la vida del sacerdote argentino hasta su elección como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica el 13 de marzo de 2013, momento en el que adopta el nombre de Francisco.

"Interpretar a un Papa tiene lo suyo, pero lo que más disfruto es hacer a éste, que es nuestro, y que está intentando hacer cosas que corresponden y que son coherentes con lo que él dice", resaltó Grandinetti en diálogo con Télam durante una pausa en la filmación que se desarrolló días atrás en la Legislatura porteña.

Basado en el best-seller "Francisco. Vida y revolución" de la periodista argentino-italiana Elisabetta Pique, el filme escrito y dirigido por Docampo Feijóo se completa con las actuaciones de la española Silvia Abascal, Leonor Manso, Laura Novoa, Leticia Brédice, Carola Reyna, Jorge Marrale, Alejandro Awada y Pablo Brichta, entre otros. La película se filmará durante nueve semanas en Buenos Aires y continuará en locaciones naturales de Madrid y Roma.

La escena que se rodó al filo de un mediodía tórrido en Buenos Aires es una de las más nodales y tensas dentro de la biografía de Jorge Bergoglio: era 1976 y, a poco de iniciarse la dictadura militar, un joven padre provincial de los jesuitas se presenta en el despacho presidencial del almirante Emilio Massera para pedirle la aparición con vida de dos curas desaparecidos. "Esta escena transcurre en los años '70, cuando Bergoglio viene a hablar con Massera por segunda vez para preguntarle por dos jesuitas desaparecidos. Según sabemos, Bergoglio estuvo dos veces hablando con Massera y una vez con Videla. Finalmente, los jesuitas aparecieron vivos", apuntó Grandinetti.

"A los tibios los vomita dios", le espeta Massera (interpretado por un siempre efectivo Pablo Brichta) a un Bergoglio que intenta explicarle que la única preocupación de los curas desaparecidos era "la pobreza".

"Cuando se trata del terrorismo, ser tibio es una forma de complicidad", le responde, circunspecto, uno de los integrantes de la Junta Militar que asaltó el gobierno en marzo de 1976. Corte. El espacio que emula el despacho oficial es el salón Montevideo de la Legislatura porteña.

La escena es sólo un recorte, breve, tal vez crucial, de la historia de quien fuera Arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires. Luego, en los días sucesivos, el guión irá recorriendo distintos momentos de la ajetreada vida de Bergoglio.

"¿Cómo llega un adolescente que descubrió su vocación religiosa un día de la primavera a ser el Papa Francisco?" es, al parecer, el leit motiv de la película basada en la investigación de la joven periodista después de conocer a Bergoglio en el cónclave de 2005.

Se mostrará al sacerdote durante la dictadura, su trabajo en las villas de emergencia, su lucha contra la prostitución, el trabajo esclavo, la droga y la corrupción hasta recalar en los entretelones del cónclave de 2013, donde este cura jesuita "del fin del mundo", hijo de inmigrantes italianos, es elegido Papa, la más alta investidura eclesiástica de la Iglesia Católica en el mundo.

"Lo que yo espero de la película es que resalte la coherencia de Francisco. Que se pueda ver al Papa en las actitudes de Bergoglio, que podamos entender por qué este Papa es Francisco", señaló el intérprete de decenas de películas clave mientras apuraba un mate en un ambiente distendido.

"En ese sentido -continuó- lo que sopesé al momento de aceptar el papel fue que se tratara de un proyecto serio, sin escatimar en nada para que salga bien, porque además refiere a uno de los hombres más importantes del mundo".

El protagonista de filmes como "Darse cuenta" y "Relatos salvajes", que cuenta además con una intensa carrera en teatro y televisión, asumió que "por el peso del personaje, esta película se va a ver en todos lados".

Comentarios