Espectáculos
Lunes 03 de Octubre de 2011

De amores e intrigas

El libro Caballo de fuego. Congo, la segunda parte de una saga de la escritora argentina Florencia Bonelli -una de las figuras de la novela histórico romántica- transcurre en esa región del planeta, donde el hambre, la guerra, la desesperación y también la esperanza forman parte de una historia de amor y aventuras.

Este libro -la continuación de Caballo de fuego. París- tiene como protagonistas a una pediatra que pertenece a una organización humanitaria ("Manos que curan") y un mercenario que opera, gracias a su profesionalismo, en varias partes del mundo.
Ambos comienzan una historia de amor envuelta en intrigas y desengaños.

En esta segunda parte -se espera la tercer y última Caballo de fuego. Gaza para abril de 2012- la escritora (Córdoba, 1971) profundiza más sobre la situación de la República Democrática de Congo, cómo viven sus habitantes, qué enfermedades padecen y por qué siendo uno de los lugares con mayores riquezas minerales del planeta, padecen innumerables penurias.

"La historia de estos dos jóvenes continua en el Congo porque ella pertenece a "Manos que Curan" y la envían a África en una de las tantas misiones humanitarias que le tocan en la vida. Allá se encuentra con una realidad mucho más difícil de la que esperaba", cuenta Bonelli.

"Nunca podremos imaginar lo que viven los africanos y en esta novela me explayo mucho para que mis lectoras conozcan esa realidad. Incluso en mi página les recomendé algunas películas -Diamante sangriento y Hotel Ruanda- son como una preparación para leer este libro".

Bonelli despliega una intriga internacional, -además de la historia de amor- que según sus palabras "va a impactar a las lectoras".

Los personajes principales son Matilde que es estéril y Eliah, un mercenario. Más allá del amor que se profesan, no pueden estar juntos por los secretos de ambos.

En esta segunda parte continúa la historia que apasiona a las seguidoras de Bonelli. Una de las escritoras contemporáneas que arranca suspiros a partir de las escenas eróticas que describe con maestría.

"En Congo, la base principal de todas las guerras es el Coltan, un mineral que es explotado por ser muy valioso ya que se utiliza en toda la industria electrónica. Está presente en las baterías de los celulares, la notebook y todo lo que se necesite para brindar energía", especifica.

La autora remarca que "las reservas más importantes de coltan están el Congo y gente inescrupulosa hace lo imposible para conseguirlo a precios de risa. En el medio, se desata una guerra civil y esa realidad impacta en la población civil de forma violentísima y terrible".

"La trama está ambientada en 1998 porque se desata la Guerra del Coltan o Segunda Guerra del Congo y en ese ámbito de guerra se ubico a mis personajes quienes vivirán parte de esa tragedia", revela.

África como escenario es una elección de Bonelli porque "es un país muy castigado y a la vez es uno de los más ricos y más pobres del planeta. Es rico porque hay oro, cobre, uranio, coltan y paradójicamente es uno de los más pobres, pero eso tiene una razón".

La extracción de este mineral "se hace a través de guerrillas que luego venden el coltan para comprar armas y estos grupos entran a las aldeas y roban, matan, violan y secuestran a hombres y chicos para que luego trabajen en las minas. Es una anarquía absoluta", describe con dolor la escritora que dejó un poco de lado la pasión para profundizar en el dolor humano.

El segundo libro de la saga fue el lanzamiento de la editorial Suma de Letras de este mes y ya se ubica primero en el ranking de ventas.

¿A qué se debe este fenómeno? "A mis lectoras -asegura orgullosa- que apenas aparece uno de mis libros, van en hordas a comprarlos, intrigadas con la continuación de París (el primer libro de la saga)".

Para escribir este libro, Bonelli habló con muchas personas de organismos humanitarios. "Me entrevisté con médicos que estuvieron en la zona y leí mucho, no sólo en internet sino también muchos libros que hablan sobre mercenarios y siempre en algún lugar de la historia todos caen en el Congo", señala.

Sin embargo, el amor entre los personajes no se ve opacado por esta realidad, crece a pesar de todo. "Es uno de esos amores que pareciese que vienen de otra vida. Y el erotismo, dentro de ese entorno agresivo es un bálsamo entre ellos", remata la autora de Indias Blancas, Me llaman Artemio Furia y Lo que dicen tus ojos, entre otros libros.

Fuente: Analía Páez - Télam

 

Comentarios