Más noticias
Lunes 05 de Septiembre de 2011

De Narváez contrató al publicista que le ayudó a ganar las elecciones a De la Rúa

Ramiro Agulla, quien creó el famoso spot del "Dicen que soy aburrido", será el encargado de planear la estrategia para pelearle a Scioli la gobernación de Buenos Aires. Video: la efectiva publicidad que guió el voto de millones de argentinos.

Pasadas las internas del 14 de agosto, el equipo de Francisco De Narváez decidió convocar nuevamente al publicista Ramiro Agulla para que conduzca la estrategia y la comunicación del candidato a gobernador bonaerense de cara a las elecciones del 23 de octubre.

Tras haber llegado en esas internas al 17 por ciento de los votos, la mitad de los obtenidos en el 2009, en el bunker del candidato a gobernador resolvieron contactarse con quien le había garantizado el triunfo dos años atrás, cuando De Narváez venció a Néstor Kirchner en las elecciones legislativas de 2009.

Según trascendió, al regresar de un descanso en Londres, después de la experiencia de haber manejado la campaña del gobernador electo de Córdoba, José Manuel De la Sota, Agulla recibió el llamado de De Narváez que le pedía que tomara la campaña en sus manos "para imponer su marca y el rumbo a la contienda".

"Necesitamos que vuelva Agulla", destacó un integrante del equipo de De Narváez, luego de la campaña delineada por la dupla compuesta por el venezolano J.J. Rendón y el publicista de Ricardo Alfonsín, Carlos Bacceti, frente a las primarias del 14 de agosto.

Según dejaron trascender en el bunker de Las Cañitas, De Narváez quedó "sorprendido" luego de conocer el resultado obtenido en Córdoba por De la Sota a partir de la campaña delineada por Agulla, calificada como "milagrosa" por el propio candidato ganador.

El calificativo proviene de una anécdota ocurrida en Brasil varios meses antes de la elección cordobesa: De la Sota triunfó en la elección provincial por más de 12 puntos luego de que su histórico publicista, Joao Santana, rechazara la propuesta de ocuparse de su campaña porque, según le dijo, "yo no hago milagros y sólo un milagro podría hacer que ganes Córdoba".

De la Sota, a pesar de lo dicho por Santana, se contactó con Agulla por consejo de una persona cercana que le hablo del "milagro que el publicista hizo con (Fernando) De la Rúa y posteriormente con De Narváez, al delinear la estrategia que lo llevó al triunfo frente a Kirchner en 2009".

"Yo aprendí", fue la clave de la estrategia de Agulla para De la Sota. Y detrás de esa consigna llegaron la creación de un himno nacional con letra cordobesa, la instalación de un "eje discursivo moderado" y una campaña montada en la destacada gestión de gobierno de Juan Schiaretti.

De la Sota consiguió el voto del campo, recuperó el electorado "juecista" de la Capital y alcanzó un resultado que nadie esperaba: ni las encuestas, ni los medios, ni Luis Juez ni Jaime Duran Barba, que manejó la campaña del radical Oscar Aguad, esperaban la victoria y menos aún esa diferencia de votos. Según trascendió, atraído por ese resultado, De Narváez decidió hacer "borrón y cuenta nueva" y convocar nuevamente a Agulla.

Fuente: NA

 

Comentarios