San Rafael
Domingo 30 de Agosto de 2015

De San Rafael a la pista de ShowMatch

Enrique Pérez es el coach del humorista Freddy Villarreal. Se fue a Buenos Aires a los 18 años y ha bailado con Susana Giménez y en Violetta con Tini Stoessel.

Por Marcela Furlano
furlano.marcela@diariouno.net.ar
Enrique Pérez empezó a bailar a los 8 años en su San Rafael natal. Sus hermanas (son cuatro) acompañaron al único varón de la familia en este primer acercamiento a la danza, hasta que ya en la adolescencia se transformó en una pasión que no lo abandonaría nunca más.
Hoy Quique es uno de los coreógrafos de ShowMatch, programa que desde hace años domina el rating de la TV argentina. En la actualidad tiene bajo su dirección a la pareja integrada por la bailarina Soledad Bayona y el humorista Freddy Villarreal.
“Me fui a Buenos Aires a los 18 años, en el 2001. Bailé en la Fiesta de la Vendimia de San Rafael, lo hice durante varios años, y partí. La experiencia de Vendimia fue muy importante para mí”, recuerda Enrique de esos años. 
Desde la capital argentina, que ahora es su lugar de residencia –allí vive con su esposa y su hijo de 7 años–, Enrique se presta a la charla telefónica mientras camina y los ruidos de la gran ciudad se mezclan con su nostalgia y sus recuerdos.
Clases y castings
Con un pie en Buenos Aires y bajo el refugio de una familia amiga, Enrique siguió su formación profesional: “Apenas llegué fui al Colegio de Danzas clásicas y empecé a estudiar. Yo había estudiado en el Polivalente de San Rafael, pero solamente técnica clásica. Acá era como en una película; no fue fácil, pero era lo que yo esperaba”, cuenta. 
Igual, cuando empezó a trabajar lo hizo por la puerta grande: “Mi primer laburo fue con Susana Giménez, en 2005, como bailarín en los musicales que se hacían todos los lunes”.
Y la pregunta es cómo se llega a trabajar con una diva de la televisión, pero él tiene su fórmula personal: “Fue un momento en que empecé a buscar otras cosas, a despegarme un poco de las clases y de los castings, a contactarme, a mostrar mi trabajo. Creo que fue por insistencia y porque le puse muchas ganas”.
Esa mismas ganas también lo llevaron a integrar el equipo de bailarinas de Violetta, la exitosísima serie de Disney Channel que llevó al éxito a su protagonista, Martina Tini  Stoessel.  Fueron dos las temporadas en las que Enrique participó como bailarín.
Si no bailan, no importa
Como coreógrafo de ShowMatch, hasta ahora ha tenido un particular desafío: nunca le han asignado famosos que supieran bailar. “Me parece que lo hacen porque no me quieren”, dice entre risas, para aclarar que siempre ha estado a gusto con las personalidades que ha entrenado y que es un agradecido de su trabajo.
“La primera pareja que tuve fue en la que el famoso era Cristian U. , que el año anterior había ganado Gran Hermano, y nos fue bastante bien, ¡hasta el baile del caño hicimos! Después vino la periodista Evelyn con Brocke... Ahí duramos dos galas”, recuerda y se ríe de su dispar suerte. 
Ahora, con el humorista Freddy Villarreal no puede quejarse. Destaca “que nunca han llegado al teléfono”, pero que en estas instancias del certamen, al quedar menos parejas, el trabajo se vuelve más exigente, sobre todo para los que no son bailarines. “Freddy además del baile tiene que pensar el personaje que lleva, lo que va a decir. Sobre la composición que él hace después yo vuelco el trabajo coreográfico”. 
“Hay que buscar la simplicidad de lo habitual, del caminar por la calle, el moverse con naturalidad a algún lugar.  Con alguien que nunca antes ha bailado prefiero empezar así”. 
Es uno de los secretos que la experiencia le ha dado a este maestro.

Comentarios