San Rafael
Martes 24 de Noviembre de 2015

Declaró la joven tucumana que podría ser víctima de trata

Estuvo declarando por espacio de unas cinco horas. Fue derivada a un refugio para que pase la noche hasta que la Justicia ubique algún familiar.

La joven tucumana de 22 años que denunció haber sido secuestrada por desconocidos que la trasladaron desde Tucumán a San Rafael declaró este martes en el marco de la investigación que inició la Justicia Federal para esclarecer el hecho.
Es que la joven apareció el domingo por la noche, sin documentos, en la Terminal de San Rafael, donde aparentemente la dejó un camionero. Desde allí fue derivada al hospital Schestakow donde permaneció internada hasta el mediodía del lunes y luego quedó alojada en Investigaciones. En la dependencia se descompensó por un ataque de epilepsia y regresó al hospital hasta este martes por la mañana.
Por ahora hay más dudas que certezas y se abrió una línea de investigación para armar el rompecabezas, que empezó hace unos 5 o 6 días en Tucumán. 
En eeste escenario todavía no se pudieron contactar a los familiares de la joven, que presentó lesiones en uno de sus brazos y se sospecha que pudo haber sido abusada sexualmente. Lo cierto es que según algunos trascendidos habría permanecido entre 4 a 5 días en cautiverio hasta que por razones desconocidas logró escapar. 
A la espera de los exámenes de rigor que hicieron los médicos forenses, la Justicia determinó su traslado a un refugio a fin de preservar su estado de salud física y mental. 

Comentarios