Policiales
Sábado 06 de Febrero de 2016

Degolló a su hijito "para librarlo de su familia y porque no tenía futuro"

Es un joven de 24 años que fue apresado la noche del jueves en el barrio porteño de Barracas cuando caminaba con su nene en brazos e inmediatamente empezó a autoincriminarse.

Un joven de 24 años fue detenido tras cruzar el puente Pueyrredón, que une Avellaneda y la Capital Federal, con su hijo de 3 años degollado en brazos y confesó que lo había asesinado porque en su familia eran todos delincuentes y el nene no tenía futuro.

Emiliano Manuel Valdez fue capturado a las 21.30 del jueves por efectivos de la comisaría 30ª de la Policía Federal cuando a los agentes les llamó la atención un joven que llegaba caminando con un niño desnudo en brazos. Cuando se acercaron al joven, los policías primero advirtieron que el nene estaba pálido y que presentaba todo tipo de golpes y luego vieron que tenía un profundo corte en el cuello. El sospechoso, en tanto, estaba orinado y presentaba un pésimo aspecto de aseo. Inmediatamente comenzó a autoincriminarse delante de los efectivos, a quienes les dijo: “Tuve que hacerlo para librarlo del calvario que es toda su familia. Son todos delincuentes y no tenía futuro.”

Los policías redujeron y esposaron al joven y solicitaron la presencia de un médico policial que confirmó que el nene, Dante Francisco Valdez, de 3 años, ya había fallecido.

¿Inimputable? 
“Los policías primero pensaron que el hombre tenía la intención de arrojarse con el nene al Riachuelo. Después se dieron cuenta de que el chico estaba degollado”, contó un jefe policial. Y reveló que el imputado dijo todo tipo de frases delirantes ante los policías. Tras ello quedó detenido e incomunicado por orden del juez de instrucción Nº 19, Diego Javier Slupski, que interviene con la fiscal Estela Andrades.

El magistrado ordenó primero que el acusado fuera remitido a la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal (la alcaidía de los Tribunales) y allí los peritos del Cuerpo Médico Forense (CMF) establecieron que no estaba en condiciones psiquiátricas de ser indagado (ver aparte). Ante ello Slupski ordenó que sea trasladado para su internación al programa Prisma, que funciona en el penal de Ezeiza, donde será evaluado.

Valdez posee algunos antecedentes penales y está domiciliado en la villa Tranquila, en el partido de Avellaneda, a unas diez cuadras largas del nuevo puente Pueyrredón donde fue apresado. “Creemos que cometió el crimen en su casa y caminó con el cadáver hasta el puente, pero eso es materia de investigación en el juzgado”, dijo uno de los jefes policiales consultados.

Por eso, el juez pidió un allanamiento en esa vivienda a través de un exhorto enviado a la jueza de Garantías 10 de Lomas de Zamora, Estela del Carmen Mollo, pero hasta anoche la diligencia no se había concretado, dijeron fuentes judiciales. Por ahora, el magistrado le imputó a Valdez el delito de “homicidio triplemente calificado por haber sido cometido contra un descendiente, con ensañamiento y alevosía y con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación”.

Comentarios