Deportes
Miércoles 04 de Mayo de 2016

"Dejamos en el camino a dos de los tres mejores del mundo"

Diego Simeone, entrenador de Atlético de Madrid, se mostró "orgulloso" por alcanzar la final de la Champions League.

Diego Simeone, entrenador de Atlético de Madrid, se mostró "orgulloso" por alcanzar la final de la Liga de Campeones de Europa, pese a la derrota ante Bayern Munich por 2-1, en Alemania, ya que consideró que su equipo "dejó en el camino a dos de los tres mejores del mundo".

El Cholo habló después de que su equipo eliminara a Barcelona en cuartos de final, y este martes al conjunto alemán, en las semifinales, sucesivamente.

"Dejamos en el camino a dos de los tres mejores equipos del mundo. No es una casualidad, demuestra lo bien que funciona el club, de cómo se trabaja en él y de lo mucho que evolucionó en los últimos años", aseguró Simeone.

"Vimos tal vez al mejor equipo, sencillamente maravilloso. Un equipo con esa continuidad, con esa intensidad de juego. No pudimos responder en el primer tiempo, pero sí en el segundo, principalmente a partir del ingreso del belga Yannick Ferreira Carrasco. Ahí empezamos a ganar de arriba y dejamos entrever que con algún contraataque haríamos daño", agregó.

No obstante Simeone sostuvo que el punto de inflexión fue el penal que el arquero esloveno Jan Oblak le atajó al delantero Thomas Müller a los 34 minutos del primer tiempo, cuando su equipo perdía por 1-0.

Además el entrenador argentino destacó las actuaciones de "muchos jugadores nuevos", como Koke, Saúl y el francés Antoine Griezmann, quien marcó el gol de la clasificación, ya que los tantos de visitante valen dobles.

"Nosotros tratamos de jugar de acuerdo a las características de los futbolistas que tenemos. No me importa la calificación que recibamos", señaló en relación a la consideración que Atlético de Madrid es un equipo "estríctamente defensivo".

Por último Simeone rechazó que la posibilidad de jugar la final del 28 de mayo en Milán, Italia, ante Real Madrid -como sucedió en 2014- sea una suerte de venganza. "En la vida no hay revanchas, sino nuevas oportunidades", puntualizó.

"Ahora tenemos posibilidades diferentes a las de aquel tiempo. Entonces teníamos dos partidos seguidos, con Barcelona y Real Madrid. Ahora dispondremos de quince días para trabajar. Llegaremos de otra manera, probablemente, aunque eso no nos asegura nada", concluyó.

Comentarios