Deportes
Jueves 28 de Enero de 2016

Dejó el fútbol por riesgo a sufrir una muerte súbita

El joven de 18 años, fue diagnosticado por los médicos de Vélez y no podrá continuar su carrera profesional. Gran gesto del Fortín.

La historia de Gonzalo Gamarra es realmente conmovedora. El joven, con tan sólo 18 años, tuvo que cambiar rotundamente el curso de la vida con la que tanto soñaba. Es que los médicos de Vélez, club en el que se desempeñaba y en donde estuvo cerca de debutar en Primera, le detectaron una miocardiopatía hipertrófica, lo que deriva en el riesgo de sufrir una muerte súbita, y tuvo que abandonar su manera de manera prematura.

El marcador central debutó en Reserva y estuvo en los planes de Miguel Ángel Russo cuando éste era entrenador del primer plantel del Fortín. En junio de 2015 se realizó los estudios de rutina y, al conocerse su situación, el Dr. Roberto Coppolecchia le indicó que se apartara de las canchas durante seis meses, plazo en el que volvió a realizarse los estudios.

Lamentablemente las buenas noticias no llegaron y este año se confirmó que el joven Gamarra no podrá pisar una cancha de fútbol de manera profesional.

Ante esta situación, los dirigentes de Vélez tomaron cartas en el asunto y le ofrecieron trabajo en las divisiones infantiles, además de una beca en el Instituto Educativo para que complete los dos años restantes de sus estudios secundarios.

"Es muy duro porque uno de chiquito sueña con jugar en Primera y estar tan cerca y no poder hacerlo, duele mucho. Lo bueno es que el club me dio una oportunidad y podré transmitir el aprendizaje que tuve y hacerlo a mi forma", expresó el protagonista en diálogo con el sitio web oficial de la institución.

Comentarios