Policiales
Viernes 25 de Diciembre de 2015

Delincuentes se hicieron pasar por policías en dos violentos asaltos

En vísperas de Navidad dos encapuchados y a punta de pistola robaron a un matrimonio. Días antes habían sorprendido a unas mujeres mayores mientras dormían. Los investigadores creen que ambos hechos están relacionados. Las coincidencias.  

Para la policía alvearense no hizo falta esperar el tercero, dos asaltos con situaciones que tienen demasiadas similitudes “son multitud”.  
El atraco a una pareja de ancianos en vísperas de Navidad y el asalto que sufrió Nancy Zucchelli 10 días atrás dejó huellas que para los integrantes de la División Investigaciones conducen a los mismos protagonistas.   
Los movimientos que realizaron los delincuentes en la previa de ambos robos, el vehículo que usaron para escapar, la forma de ejecutar los asaltos y hasta la vestimenta, son demasiadas coincidencias para pasar por alto.  
El último hecho ocurrió el jueves a primera hora de la mañana. Dos personas encapuchadas y con armas cortas llegaron a la casa del matrimonio Bravo en José Ingenieros 1029 de Alvear. El hombre de 82 años, que no sabía lo que le esperaba detrás de la puerta, no dudó en abrir cuando escuchó que era la policía y estaban en su casa para “hacer un allanamiento”.    
Don Bravo no alcanzó a bajar el picaporte que los malhechores le tiraron la puerta encima. Pese a sus 82 años, emergió el hombre recio que estuvo toda una vida trabajando en el campo y no le teme a las adversidades y les opuso resistencia. Incluso hasta trató de tomar “uno de los cuchillos de colección que posee” para defender su vida y la de su esposa de 72 años, contó una fuente policial. Le dieron un culatazo en la cabeza y después amenazaron a su esposa, allí fue cuando el dueño de casa miró a los ojos de su amada y dejó que lo doblegaran.      
Los delincuentes tomaron los $7.000 de la jubilación que habían cobrado los esposos el día anterior y escaparon en una moto.
Este robo si se lo mira aislado dice poco, sin embargo cuando lo colocaron al trasluz del asalto a Nancy Zucchelli, cambió rotundamente la forma de ver las cosas.
En la madrugada del domingo 13, Nancy y su madre dormían plácidamente cuando varios sujetos las despertaron y también presentándose como policías les exigían que entregaran “la droga”. Por supuesto, estupefacientes no encontraron nunca y plata fue poco y nada lo que se llevaron para las expectativas que tenían: solo $1.000.   
Entre los aspectos que llevaron a la policía a relacionar ambos sucesos están los movimientos previos, hay testigos que vieron gente pasando en una moto varias veces y hasta se animaron a dar breves descripciones. También hay similitudes en la ropa que utilizaron para cometer los atracos como el guión que utilizaron: hacerse pasar por policías. Otro aspecto que agregaron los investigadores es que dejaron maniatados a las víctimas de la misma forma en los dos robos.  
Hay más indicios que los integrantes de la unidad investigativa han recabado en las últimas horas que los colocan un paso más cerca de los autores, pero por el momento decidieron guardarlos bajo cuatro llaves para que no se trunque la investigación.  

Comentarios