Policiales
Miércoles 17 de Agosto de 2016

Denunció el secuestro de su mujer en Valle Grande, se descubrió que la había abandonado y fue detenido

El denunciante acusó del supuesto rapto a una anterior pareja de la buscada y por eso éste fue detenido, pero apareció la mujer y declaró que todo era mentira del hombre y que él la había abandonado en Valle Grande. En la aparición de la víctima colaboró el obispo Taussig. El ex recuperó la libertad después de pasar un mal rato.  

Un inusual caso se registró el domingo a la tarde en Valle Grande, donde se denunció un supuesto secuestro de una mujer que resultó ser mentira de su pareja, según declaró la víctima cuando apareció en su casa gracias a la ayuda del obispo local.
Todo comenzó cuando un hombre llegó caminando al destacamento de la UPAT (Unidad Policial de Asistencia al Turista), ubicada cerca de la represa, a denunciar que su mujer se había extraviado en el camping del Radio Club.
Allí manifestó que desconocía su paradero y que sospechaba que podía estar involucrado una anterior pareja.
Ante esta denuncia, los policías de la UPAT y sus colegas de la Subcomisaria de Rama Caída comenzaron una desesperada búsqueda en el interior del camping radio Club y montaron un operativo de cerrojo en el pórtico de entrada a Valle Grande.
Mientras tanto el hombre fue llevado a la subcomisaria a denunciar formalmente la supuesta desaparición y aportar los datos de la ex pareja de su mujer, que según el denunciante la había estado llamando telefónicamente tiempo atrás y que siempre la había golpeado cuando vivían juntos, por lo que sospechaba que la hubiese secuestrado en Valle Grande y hecho algo.
Con esta información la Subcomisaria Rama Caída solicitó colaboración a todas las dependencias policiales para dar con el paradero de la ex pareja de la mujer.
En media hora ese hombre fue hallado y detenido por personal de la Subcomisaria de la Villa 25 de Mayo.
Paralelamente el operativo de búsqueda continuaba en Valle Grande y cuando se intentaba ampliar convocando a más policías y perros de rastreo, un móvil de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) informó que había dado con la mujer en la ciudad.
Ella explicó a los policías que su actual pareja la había dejado sola en Valle Grande y se llevó su moto y pertenencias personales sin que ella se diera cuenta.
Al no encontrarlo salió a hacer dedo a la ruta y justo el auto que se detuvo era conducido por obispo Eduardo María Taussig, quien amablemente la acercó hasta la casa de la mujer.
Ante la Policía, la mujer aseguró que todo lo denunciado era una mentira, que ella no se había ido y que simplemente habían tenido una discusión de pareja. 
Esta declaración cambió toda la situación y el denunciante pasó a ser denunciado, fue detenido a disposición de la Justicia bajo el cargo de “falsa denuncia” y además denunciado por hurto por su mujer, aunque este hecho no implica criminalidad por tratarse de personas convivientes.  
En tanto que la ex pareja de mujer recuperó la libertad, después de pasar un mal rato.
“Un hombre efectuó una denuncia que adujo que su pareja había sido secuestrada, posteriormente se determinó que no era así y que la supuesta víctima se encontraba perfectamente en su casa y no había tenido ningún tipo de inconveniente en ese sentido. Entonces la fiscalía dispuso que se lo procesara al hombre por falsa denuncia”, confirmó el comisario Hugo Lucero, jefe de la Distrital Sur, a UNO San Rafael, que añadió que la mujer fue trasladada desde Valle Grande a su casa por el obispo.
Además, el jefe policial opinó que este tipo de situación “produce un desgaste innecesario a la Policía y un gasto al erario público”.

Comentarios