Deportes
Sábado 03 de Junio de 2017

¡Atención! Elevaron la alerta terrorista a su máximo nivel

La seguridad es estricta en el partido que definirá el campeón del torneo de clubes más importante del mundo. El duelo entre el Real Madrid y la Juventus se jugará en un estadio a techo cerrado, por las dudas.

Jugar con el techo del estadio Nacional de Galés cerrado es una de las medidas de seguridad para la final de la Champions League entre la Juventus y el Real Madrid, este sábado en Cardiff.

La seguridad es estricta en el partido que definirá el campeón del torneo de clubes más importante del mundo, dos semanas después del atentado terrorista en Manchester que dejó 22 muertos.

El Reino Unido elevó la alerta terrorista a su máximo nivel después del ataque, por lo que las fuerzas de seguridad vigilarán al detalle lo que suceda este sábado en la capital galesa, en la que se esperan unas 170.000 personas.

En ese sentido, la mayor medida será el cierre del techo del estadio, por primera vez en la historia de la Liga de Campeones.

El potencial de un ataque con dron estuvo entre los factores de la decisión, según Jonathan Ford, presidente de la Federación de Fútbol de Gales (FAW).

"Aunque no tuvimos ninguna amenaza particular en el estadio, hay drones recreativos que son usados y en esas circunstancias el árbitro no sabe si es recreativo o no", dijo Ford a la cadena Sky Sports.

"Tendrían que sacar a los jugadores del campo", agregó.

"Hay un techo. Fue fácil cerrarlo y en últimas esa fue la decisión que se necesitaba para asegurar que la actividad de la policía se concentre donde realmente importa", explicó el directivo.

A las afueras del estadio hay un incremento de la presencia policial y de los anillos de seguridad, y se prohibe la entrada con bolsos. La policía requisará a los aficionados si es necesario.

Si bien no hubo hasta ahora amenazas específicas, la policía intenta garantizar la seguridad con cerca de 6.000 oficiales, en la que es la operación es ese sentido más grande en la historia de Cardiff.

"Los planes detallados de protección y seguridad, además de preparación, empezaron desde hace meses", dijo Richard Lewis, suboficial de la policía de Gales del Sur.