Deportes
Jueves 08 de Junio de 2017

Caruso asumió en Tigre, en medio de imperdibles anécdotas

El DT tomó el mando este miércoles del Matador e hizo hincapié en levantar el aspecto anímico del club.

Ricardo Caruso Lombardi asumió este miércoles como entrenador de Tigre e hizo hincapié en levantar el aspecto anímico ya que consideró que el equipo no tiene "respuestas" cuando le convierten.

En la rueda de prensa brindada en el predio de Escobar donde practica el plantel, el DT confesó: "Éste club es para mí. Estuve en 18 clubes, pero siento que es especial estar acá. Ojalá podamos sacar adelante la situación".

El DT, que tendrá su tercer ciclo en Victoria, contó que irá variando trabajos en la semana hasta el sábado, cuando comenzará a hacer fútbol de cara al duelo frente a Patronato de Paraná.

Fiel a su estilo jocoso, contó que tuvo charlas con los más jóvenes del plantel: "A Redondo (hijo del mediocampista que jugara en Real Madrid y la Selección) le dije que no era tan lindo como su viejo y a Alexis Castro le conté una anécdota de su papá (Fernando) cuando lo dirigí en un club y en plena práctica se tapó con una frazada porque hacía frío".

Además, reveló diálogos con los más experimentados como Blengio y Galmarini: "Ellos estuvieron conmigo en la primera etapa, ya están grandes".

Caruso Lombardi, que firmó un contrato hasta junio de 2018, diagnosticó que asume "en un momento crítico" más allá que Tigre no tiene problemas con el promedio de descenso.

"La gente no tiene paciencia. Se hizo un campeonato largo para no cambiar técnicos y se cambiaron un montón. El fútbol argentino es así, muchas veces los dirigentes no tienen espalda para aguantar a los entrenadores", expresó.

Por último, Caruso Lombardi destacó que tiene "una amistad con el presidente" Ezequiel Melaraña, a quien conoce cuando "en 2004 armábamos los equipos y le explicábamos cosas a Sergio (Massa)".