Deportes
Sábado 16 de Septiembre de 2017

Durísimo: Nueva Zelanda concretó una histórica goleada ante Sudáfrica

El vigente bicampeón mundial logró la máxima goleada de la historia ante los Springboks al vencerlos por 57 a 0 y quedó a un paso de ganar por quinta vez el Rugby Championship.

El seleccionado de Nueva Zelanda, vigente bicampeón mundial, concretó este sábado la máxima goleada de la historia ante Sudáfrica al vencer por 57 a 0 (primer tiempo 31-0) y quedó a un paso de ganar por quinta vez el Rugby Championship, certamen que incluye a las cuatro potencias del hemisferio sur.

El encuentro se jugó en el QBE Stadium de St Albany, tuvo como referí al Galés Nigel Owens y fue el 94to. en el historial entre ambos y la superioridad oceánica es de 56 triunfos contra 35 y tres empates.

Hasta hoy el triunfo logrado en Durban en 2016 por los All Blacks de 57-15, con 42 puntos de diferencia, había sido la máxima goleada entre ambos, pero los 57 tantos en el QBE marcan un nuevo record.

Los puntos de los neozelandeses se concretaron con ocho tries de Nehe Milner-Skudder (2), Rieko Ioane, Scott Barrett, Brodie Retallick, Ofa Tu'ungafasi, Lima Sopoaga y Codie Taylor, y siete conversiones y un penal de Beauden Barrett.

Con este triunfo los neozelandeses son punteros del certamen, quedando a un paso de ganarlo, con 18 puntos, seguidos por Sudáfrica con 11, Australia con tres y Argentina sin puntos, estos dos últimos con un cotejo menos.

El partido tuvo como positivo el desempeño de los All Blacks, que jugaron un rugby perfecto, sin fallas y que buscaron constantemente ampliar la diferencia, pero lo negativo fue que el partido en si no "existió" porque nunca hubo equivalencias y la grandeza de los campeones mundiales transformó a los poderosos Springbooks en casi un equipo amateur.

Los All Blacks sumaban tres victorias luego de superar a Australia 54-34 de visita y 35-29 como local, y a Argentina como anfitrión por 39-22; mientras que Sudáfrica había doblegado a Los Pumas por 37-15 en casa y 41-23 en Salta e igualado en 23 visitando a Australia.

Nueva Zelanda formó con Damian McKenzie; Nehe Milner-Skudder, Ryan Crotty, Sonny Bill Williams y Rieko Ioane; Beauden Barrett y Aaron Smith; Kieran Read, Sam Cane y Liam Squire; Sam Whitelock y Brodie Retallick; Nepo Laulala, Dane Coles y Kane Hames.

En tanto Sudáfrica puso en el campo de juego a Andries Coetzee; Raymond Rhule, Jesse Kriel, Jan Serfontein y Courtnall Skosan; Elton Jantjies y Ross Cronje; Uzair Cassiem, Jean-Luc du Preez y Siya Kolisi, Franco Mostert y Eben Etzebeth, Ruan Dreyer, Malcolm Marx y Tendai.