Deportes
Miércoles 07 de Junio de 2017

El festejo más desmedido de la historia

Un llamativo episodio tuvo lugar en la liga femenina de fútbol americano de EE.UU.

Un curioso episodio tuvo lugar en la liga femenina de fútbol americano de EE.UU.


Tras anotar un touchdown, Shea Norton, jugadora del Seattle Mist, corrió hacia la tribuna para celebrar más cerca de los hinchas.


En ese momento, un emocionado aficionado le dio cuatro palmadas en el trasero, sin siquiera sonrojarse.


Como si fuera poco, Norton decidió tocarles los senos a una aficionada y menear su cabeza en ellos.


Embed