Deportes
Lunes 05 de Junio de 2017

El Mellizo le cambió la cara de una semana a la otra

Con respecto a la mejora del equipo, el DT de Boca indicó que "ante Huracán jugamos mal", y aclaró que ante el Rojo "necesitábamos ganar jugando bien y fuimos muy superiores al rival".

El entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, aseguró que Boca "jugó muy bien", ante un rival como Independiente por 3 a 0 y aseguró que "el equipo apareció cuando tenía que aparecer".

"Me parece que el equipo apareció cuando tenía que aparecer. No tiene que ver el partido anterior de River. Se sintió la presión, la necesidad de ganar y el equipo lo hizo bien", indicó en la conferencia de prensa posterior al partido en la Bombonera.

El Mellizo indicó que la definición del torneo será "la muy peleada", y agregó que "en general se puede pensar que se hará en el final, pero se dará tal vez antes, pero nosotros sabemos que tenemos que salir a jugar y ganar hasta el final".

El DT boquense destacó "lo táctico y el juego" que mostró Boca ante Independiente "que venía de 14 partidos sin perder y que venía teniendo un gran nivel".

Con respecto a la mejora del equipo Barros Schelotto indicó que "el sábado pasado ante Huracán jugamos mal", y aclaró que ante el Rojo "necesitábamos ganar jugando bien y fuimos muy superiores al rival, que hacía 14 fechas no perdía y recibía pocos goles, y nosotros le hicimos tres".

"El equipo necesitaba un triunfo y un rendimiento como el que tuvimos hoy", sentenció Barros Schelotto, quien destacó también el hecho del gran momento que está atravesando Darío Benedetto la carta de triunfo del equipo.

Barros Schelotto dijo que vio el partido de River, pero aclaró que el equipo no salió pensando ante Independiente en la ventaja que le dio saber el resultado del "millonario".

El entrenador destacó "la autoridad y la tranquilidad" que tuvo el equipo de cara al partido decisivo frente a Independiente, e indicó que tras los dos partidos frente a Newells y Huracán, en los cuales no perdió pero sumó puntos sin un buen desempeño "había que ganar jugando bien".