Deportes
Martes 18 de Abril de 2017

El papá de Emanuel espera que le entreguen el cuerpo de su hijo

Balbo fue trasladado a la morgue, donde se le realizará una autopsia para confirmar las causas de su fallecimiento.

El cuerpo de Emanuel Balbo (22), el hincha que murió en Córdoba a causa de las heridas que sufrió tras ser arrojado desde una tribuna del Estadio Kempes el sábado último durante el clásico del fútbol cordobés entre Belgrano y Talleres, fue trasladado a la morgue local donde se le realizará una autopsia, confirmó el padre de la víctima, Raúl Balbo.

"Estamos con los trámites para la autopsia y a la espera de que luego nos entreguen el cuerpo para el velatorio", dijo a los medios locales el papá de Emanuel mientras realizaba la gestión en sede judicial.

Balbo admitió que la familia está viviendo "horas muy difíciles, con mucho dolor y todavía sin comprender la conducta de las personas que asesinaron a mi hijo" y añadió que también está trabajando en la designación del letrado que lo representará en la causa.

En tanto, la fiscal a cargo de la investigación, Liliana Sánchez, analizaba nueva medidas procesales que derivarían en nuevas detenciones, a partir de la obtención de la identidad de otras personas que integraban el grupo de hinchas que arrojaron al vació a Balbo.

Los cinco detenidos (Oscar "Sapo" Gómez, Raúl Vergara, Pablo Robledo, Matías Oliva y su padre Cristián Oliva) fueron notificados de la imputación por el delito de 'homicidio agravado por la ley del deporte', con la presencia de los defensores asignados, y luego trasladados al penal provincial de Bouwer.

La fiscal Sánchez había precisado que entre los elementos que cuenta la causa se sostiene que el incidente comenzó en el entretiempo del partido entre Belgrano y Talleres, cuando "Sapo" Gómez mantuvo un entredicho con Balbo.

Luego de esa situación "Sapo" Gómez lo señaló ante otros adeptos del club 'Pirata' como un hincha de Talleres, y en ese momento un grupo comenzó a atacarlo hasta que fue arrojado de la tribuna popular a un vacío de más de tres metros.

Como consecuencia de la caída, Balbo sufrió severos traumatismos en el cráneo y fue internado en grave estado en un nosocomio cordobés, donde finalmente falleció.

Sanchéz también había precisado que la agresión estuvo vinculada a un hecho que ocurrió en 2012, cuando Gómez arrolló con un automóvil a un hermano de Balbo, de 14 años, y le causó la muerte junto a otro chico cuando transitaban en una motocicleta.

Ese hecho derivó en una causa por "homicidio culposo", cuyo juicio está previsto que se realice el 29 de mayo próximo.

Comentarios