Deportes
Miércoles 31 de Mayo de 2017

Es "el" partido: River visita a Atlético Tucumán y puede quedar a uno de Boca

El Millonario se pone al día con el Decano. Juegan desde 20.15, será dirigido por el árbitro Germán Delfino.

River tiene la chance de quedar a sólo un punto de Boca y ponerle una dosis de suspenso y emoción a la definición del torneo de Primera División, pero para eso tendrá que afrontar una misión complicada ya que debe ganarle hoy a Atlético Tucumán, un equipo que mostró una gran fortaleza jugando en su estadio Monumental, donde será alentado por más de 25.000 hinchas.

El partido -pendiente de la fecha 22da.- se jugará en la capital tucumana desde las 20.15, será dirigido por el árbitro Germán Delfino.

Este duelo debió jugarse el último fin de semana de abril pero se reprogramó debido a los compromisos que ambos equipos tenían en ese momento por la Copa Libertadores. Así, lo que debió ser un partido importante del campeonato local se transformó en duelo vital para la definición de la competencia que generó polémicas, denuncias y amenazas.

La versión de una supuesta incentivación por parte de Boca para que los tucumanos le hagan fuerza al conjunto "millonario" explotó como una bomba en el plantel de Atlético Tucumán, cuyos jugadores rechazaron esa posibilidad, pidieron que no se ponga en duda su honorabilidad y aseguraron que no necesitan de ese tipo de ayuda para salir a buscar el triunfo, especialmente cuando juegan de local.

Horas después, el técnico Pablo Lavallén denunció que fue amenazado a través de las redes sociales por supuestos hinchas de River que advirtieron que si su equipo gana las consecuencias podrían sufrirlas integrantes de su familia.

Toda esa tensión se generó porque River comenzó a ganar partidos mientras Boca dejaba puntos en el camino y la lucha por el título se transformó casi en un mano a mano entre los dos equipos más populares del país.

El pasado fin de semana, los dirigidos por Marcelo Gallardo dejaron pasar una enorme posibilidad de bajar al "xeneize" de la cima al igualar de local contra Rosario Central, 0 a 0, horas después de que el líder sufriera un duro golpe al dejar en el camino dos puntos que tenía en el bolsillo al igualar con Huracán, 1 a 1, con un gol de penal anotado por el "Globo" en los últimos segundos del cotejo.

Todo lo bueno que mostró el conjunto de la banda roja en las últimas semanas lo dilapidó en pocos días al perder de local contra Independiente Medellín de Colombia -aunque utilizó una formación con varios suplentes- por la Libertadores y luego empatar por el torneo local con los rosarinos cumpliendo una opaca actuación.

River llega a Tucumán con una impresionante racha de nueve victorias consecutivas jugando de visitante en las dos competencias, y eso lo deja a sólo dos del récord que tiene vigencia desde 1938 y fue establecido por el bicampeón de esa época que tenía al tremendo goleador Bernabé Ferreyra como principal figura.

El entrenador del conjunto visitante decidió seguir utilizando el artículo 225 para que jueguen Jorge Moreira y Lucas Alario (aunque los perderá el fin de semana frente a San Lorenzo), pero no podrá contar con Jonatan Maidana, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas.

El cotejo de hoy será el comienzo de una serie de partidos decisivos para el equipo de Gallardo que después de su excursión por Tucumán visitará el domingo a San Lorenzo y luego del receso por la fecha FIFA recibirá a Racing, antes de encarar las dos últimas fechas del torneo.

Atlético Tucumán viene de cerrar su participación en la Copa Libertadores, donde dejó una buena imagen en su primera participación internacional, y aunque no pudo avanzar a los octavos de final, al menos se quedó con el tercer puesto del grupo 5 y por eso jugará la Sudamericana, dejando con las manos vacías a un equipo con tradición copera como Peñarol.

Lavallén, quien compartió en River su etapa de jugador con Javier Sodero y Javier Claut, otros integrantes de su cuerpo técnico, aclaró que hoy se debe a Atlético y considera fundamental ganar los tres partidos que debe jugar de local hasta el final del torneo para llegar a los 40 puntos, el objetivo de mínima fijado para no tener problemas con el promedio en el futuro.

El entrenador, que lamenta la ausencia del goleador Fernando Zampedri, lesionado, cuidó a los 11 titulares que perdieron ante Palmeiras y ninguno jugó en Córdoba contra Talleres, lo que muestra que por estas horas la única motivación que tiene el plantel es ganarle a River sin importarle los comentarios extrafutbolísticos.