Deportes
Domingo 04 de Junio de 2017

Fiel a su estilo, Gallardo no se guardó nada tras la derrota

El Muñeco reconoció el esfuerzo de su equipo y lejos de bajarse de la lucha por el título, pidió "esperar" por el resultado de Boca. Habló de Augusto Batalla y Sebastián Driussi.

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, reconoció el esfuerzo de su equipo en la derrota con San Lorenzo (2-1) en el Nuevo Gasómetro, al afirmar que "no hay nada que reprochar", y lejos de bajarse de la lucha por el título, pidió "esperar" el resultado del partido que jugará el líder Boca Juniors como local ante Independiente.

El "Muñeco" asumió que sus jugadores sintieron "el desgaste" de haber jugado tres partidos "de mucha intensidad" en la última semana y por eso explicó que el segundo gol de San Lorenzo, a los 10 minutos de la parte final, "fue un golpe duro" para la recuperación en el Bajo Flores.

"Tuvimos la situación de Auzqui y la de Alonso. El esfuerzo se hizo, no hay nada que reprochar, los jugadores dieron todo y las respuestas no se dieron como otros partidos. Ahora hay que esperar el partido de esta noche y veremos cómo quedamos parados", resumió antes de abordar el micro para abandonar la cancha de San Lorenzo.

El entrenador "millonario" no quiso poner excusas por las ausencias del defensor Jorge Moreira y el delantero Lucas Alario -ambos suspendidos-, al tiempo que admitió que la temprana lesión de Sebastián Driussi -autor del gol del empate- les generó "un problema" porque significó "la pérdida de un jugador importante en la conexión de juego".

Driussi sufrió una molestia en el aductor izquierdo y mañana será evaluado por los médicos para conocer la gravedad de la lesión. "Las ausencias hay que saber suplirlas, tratar de que no se sientan, eso no es excusa para nada, más allá de que los jugadores que ingresaron son de otras características", asimiló.

En cuanto al error del arquero Augusto Batalla en el segundo gol de San Lorenzo, Gallardo lo consideró "una pena", sugirió "digerir la bronca" y anticipó que hablará "con tranquilidad" con el jugador.

"Fue una pelota que le cae con mucha gente adelante, la intenta rechazar con los puños, le pega a un jugador de ellos (Paulo Díaz) y se mete adentro. Siempre cuando hay errores quedás con mucha bronca", dijo.

Finalmente, el DT de River desmintió que marche "abatido" por la derrota en el Nuevo Gasómetro y confió en que su equipo "va a seguir peleando" el torneo.

"Hace tres días declaré que nada va a tapar el muy buen semestre que hicimos. Nosotros estábamos afuera del campeonato el año pasado y nos metimos en la pelea en base a las posibilidades que nos dieron y los resultados que conseguimos. Lo vamos a seguir peleando, hay que esperar el resultado de hoy y ver cómo quedamos parados", concluyó.