Deportes
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Gallardo cruzó duramente a los "mediocres" que levantan sospechas

El entrenador de River tildó de "mediocres" a aquellos que afirman que hubo un arreglo en el 8 a 0 ante Jorge Wilstermann, que le significó la clasificación a semis de la Libertadores.

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, tildó de "mediocres" a aquellos que afirman que hubo un arreglo en el 8 a 0 ante Jorge Wilstermann, que le significó la clasificación a semifinales de las Copa Libertadores.

"Los que vivimos este juego con pasión creemos que hacernos eco de esas palabras está de más. Todo aquel que se sume a la desconfianza es de una mediocridad absoluta, una mediocridad tremenda", aseguró, visiblemente ofuscado por las versiones que circularon la semana posterior al histórico resultado.

En ese sentido, Gallardo valoró el gesto del entrenador de Wilstermann Roberto Mosquera y varios de sus jugadores que se acercaron a felicitarlo luego de haber sufrido un mazazo como fue el 0-8 en contra en la revancha de los cuartos de final de la Libertadores.

"Hay que tener humildad para reconocer cuando un equipo te gana claramente, como lo hizo el DT rival Mosquera que fue un caballero. No todos tienen su calidad humana de, tras una derrota así, venir saludar y felicitar por el trabajo que habíamos hecho. Él expresó que un equipo fue superior al otro y eso habla de su profesionalidad", remarcó.

E insistió con su queja por las sospechas: "Ver a los de afuera que opinan con esa liviandad, habla de una mediocridad tremenda. Solo quiero reconocer y valorar a la gente como Mosquera y los jugadores que han reconocido que fueron superados. Habría que hablar con los jugadores de ellos para entender las causas futbolísticas".

Las versiones sobre un supuesto arreglo se intensificaron en los últimos días después de que los hinchas de Wilsterman hicieran pública su disconformidad con el rendimiento de los jugadores en ese partido y los directivos emitieran un comunicado negando haber recibido dinero por perder y anunciaran una investigación interna.

Al mismo tiempo, notas de prensa recordaron otra abultada derrota de un equipo dirigido por Mosquera -en ese caso, el peruano Juan Aurich- que también favoreció a River en una anterior edición de la Copa: caída 5 a 4 ante una formación alternativa de Tigres, de México.