Deportes
Jueves 08 de Junio de 2017

Golden State quedó a una victoria de consagrarse campeón de la NBA

Los Warriors se llevaron un triunfo impensado como visitante de Cleveland Cavaliers, al que derrotó por 118-113, para adelantarse 3-0 en la final de la liga más importante del mundo.

Golden State Warriors diseñó aen la noche del miércoles un mejor cierre y se llevó un triunfo impensado como visitante de Cleveland Cavaliers, al que derrotó por 118-113, para adelantarse 3-0 en la final de la NBA de básquetbol, en los Estados Unidos.

El campeón de la Conferencia Oeste quedó a un éxito de la obtención del anillo, premio que podrá obtener si gana mañana, viernes, en el duelo que volverá a disputarse en el Quicken Loans Arena de la ciudad de Cleveland.

El conjunto dirigido por Steve Kerr aprovechó una ráfaga descomunal en el último minuto y medio de juego, en la que estableció un lapidario 11-0 para sentenciar el pleito y alcanzar su decimoquinto triunfo consecutivo en cotejos de play offs.

El alero Kevin Durant, con 7 de sus 31 puntos en el cierre, resultó la figura indiscutida del encuentro, presenciado por más de 20 mil espectadores. El ex Oklahoma City culminó con una planilla de 6-11 en dobles, 4-7 en triples y 7-8 en libres, a los que les agregó 8 rebotes y 4 asistencias.

Otro de los escuderos en la victoria de los Warriors fue el escolta Klay Thompson, quien finalizó con 30 unidades (5-7 en dobles, 6-11 en triples, 2-2 en libres), 6 rebotes y 2 pases gol. Mientras que el astro Stephen Curry acumuló 26 puntos, capturó 13 rebotes y entregó 6 asistencias.

Por el lado de los Cavaliers, campeones vigentes, no alcanzaron con las descomunales actuaciones de sus dos máximas estrellas. El alero LeBron James cerró su labor con 39 puntos (15-27 en tiros de cancha), 11 rebotes y 9 asistencias, mientras que el base Kyrie Irving concluyó con 38 (16-29) y 6 rebotes. Tampoco hay que desdeñar los 9 tantos, 13 rebotes y 6 recuperos del ala pivote Kevin Love.

En la primera parte del juego, Warriors impuso su ley con una marcada eficacia en los tiros a distancia (12-20 en triples), corriendo la cancha y aprovechando la velocidad del tandem Thompson-Curry.

Pero desde el tercer cuarto, el equipo local tomó la iniciativa, con una superlativa tarea de Irving (16 puntos), bien acompañado por un consistente James, que aportó en todos los rubros, tal su costumbre. También fue decisiva la puntería del escolta JR Smith, con 4-5 en triples.

El último parcial parecía rubricar la tendencia favorable a los Cavaliers. Pero sobre el final, las malas decisiones que tomaron los tiradores locales fueron capitalizadas por un quirúrgico Durant que adelantó nuevamente a Warriors, que se quedaron con el triunfo y ahora saborean la obtención del título.