Deportes
Miércoles 17 de Mayo de 2017

La Superliga se volvió a poner en marcha con importantes novedades

Hubo una reunión entre los dirigentes donde se definió que habrá un CEO a la cabeza, con los cinco grandes en el Consejo Directivo, aunque no de manera "eterna".

La Superliga, que comandará los lineamientos de la Primera División del fútbol argentino a partir de agosto próximo, reactivó su marcha con una reunión entre los dirigentes donde se definió que habrá un CEO a la cabeza, con los cinco grandes en el Consejo Directivo, aunque no de manera "eterna".

Sin el presidente de AFA, Claudio "Chiqui" Tapia, Daniel Angelici (Boca), Víctor Blanco (Racing) ni Nicolás Russo (Lanús) -todos de viaje-, los directivos de los principales clubes se juntaron para determinar cómo avanzar en la Superliga, cuya continuidad había quedado en veremos luego de las elecciones para el sillón de la calle Viamonte.

En este encuentro se terminó de dar forma al estatuto -repartido entre los dirigentes las últimas semanas- que será aprobado en una asamblea el próximo martes, donde además se establecerá la fecha de elección de autoridades.

En ese punto, quedó confirmado que, ante el retiro de Marcelo Tinelli como dirigente del fútbol, será un CEO quien quede con la conducción de la Superliga.

"Va a ser un CEO y no un dirigente, estaba consensuado, ya hay un avance a través de una consultar sobre quién será, y si es aprobado empezará a trabajar y si no se seguirá en la búsqueda", anunció el vicepresidente de River, Jorge Brito.

En ese sentido, el nombre apuntado sería el de Mariano Elizondo, un empresario de 44 años vinculado a los derechos televisivos.

Elizondo es Contador Público egresado de la UBA, también estudió Administración de Empresas con diplomas de estudios en el exterior, uno en Londres y otro en Boston (USA), y se desempeñó muchos años en el equipo técnico económico de Martín Redrado.

Cuando el Grupo Indalo adquirió parte de la compañía de Tinelli, Elizondo fue designado CEO del grupo, desde donde hizo lazos con el fútbol por el manejo de la productora "La Corte", a cargo del "Fútbol Para Todos".

El punto de la discordia, tratado este martes, fue la conformación del Consejo Ejecutivo, que finalmente tendrá en un primer mandato a los cinco denominados "grandes", pero no de manera eterna como se pretendía.

De esta forma, cinco de los siete lugares -además del CEO- serán ocupados por los clubes más importantes de la Argentina, algo que a los representantes del Interior no les causaba mucha gracia.

"Fue un punto de debate, en el cual la mayoría de los clubes no estaba de acuerdo en ello, pero estábamos hablando de la próxima elección, porque en ésta va a haber una lista de consenso", aclaró Brito.

El reparto de dinero

Otro de los focos de discusión es la división de dinero de los futuros derechos televisivos, en el que Brito admitió un debate general, pero que recién se modificaría a partir del campeonato siguiente.

"Es difícil legislar para atrás, así que la meritocracia de la próxima Superliga, en el primer torneo a partir de agosto, se mantendría la que está, y a partir del segundo campeonato sí se modificará con un estudio un poco más avanzado para medir el rating y el ´share´, principalmente de los equipos del Interior", sostuvo.

En este contexto, uno de los dirigentes que plantó bandera fue el vicepresidente de Rosario Central, Ricardo Carloni, uno de los visibles afectados por quedar "en el grupo del medio".

"Central no va a firmar algo en lo que no esté de acuerdo", anunció, al mantener su postura.