NBA
Sábado 09 de Septiembre de 2017

Larry estuvo en Buenos Aires

El legendario trofeo Larry O'Brien, que se entrega al campeón de la NBA, fue expuesto en el país como parte de un evento de deportes y negocios.


Enviado especial a Bs.As.

ortiz.lucio@diariouno.com.ar

El deporte mundial tiene distintos trofeos entre sus premios más preciados. Los grandes de distintas disciplinas sueñan con poder conquistarlos y alzarlos para una foto que quede para la posteridad.

Uno de ellos es el trofeo Larry O'Brien, que estuvo en el país, bajo una estricta custodia, y fue la vedette de las dos jornadas realizadas en la Usina del Arte de Buenos Aires, en el denominado NBA Summit, en el que participó el ex jugador Horace Grant, cuádruple campeón de la liga estadounidense.

Grant, quien ya tiene 52 años, fue campeón con Chicago Bulls al lado de Michael Jordan y también con Los Angeles Lakers como compañero de Kobe Bryant y Shaquille O'Neal. Durante su paso por el país firmó autógrafos y participó en distintas actividades de promoción, como la visita a Boca Juniors.

Andrés Nocioni fue otro ex NBA que participó en el encuentro de negocios y deporte organizado por la NBA en nuestro país.

El trofeo Larry O'Brien es un balón de plata y oro que se entrega al equipo campeón de la NBA y debe su nombre al comisionado nombrado en 1975 por la entonces Asociación Nacional de Baloncesto y se desempeñó hasta 1984.

Entre 1947 y 1977 el reconocimiento que se otorgaba al mejor equipo de la liga era el trofeo Walter A. Brown, pero cambió de modelo y de nombre por la destacada labor de O'Brien, quien entre otras cosas logró la fusión de la ABA (American Basketball Asociation) y la NBA (National Basketball Association), dando como resultado a lo que hoy conocemos como la liga deportiva más importante del mundo.

El dirigente firmó en 1982 el contrato de televisión más rico de la NBA hasta la fecha y los ingresos durante su gestión como comisionado se triplicaron.

El ambicionado trofeo está hecho de aleación de plata y está recubierto de oro de 24 kilos, su peso total es de seis kilos y medio. El diseño muestra un balón de tamaño real a punto de entrar a una canasta, su valor se estima en 13.500 dólares y la prestigiosa empresa Tiffany & Co es la encargada de fabricarlo cada temporada.