Deportes
Lunes 02 de Octubre de 2017

¿Le hicieron una cama?

Siguen las repercusiones por la salida de Gustavo Matosas de Estudiantes: "No es cierto que el equipo fue para atrás", aseguró Desábato.

El capitán de Estudiantes de La Plata, Leandro Desábato, negó este lunes que el plantel haya orquestado la salida del anterior entrenador, el uruguayo Gustavo Matosas, quien firmó un contrato en junio y lo rompió tres meses después al quedar eliminado de la Copa Sudamericana.

"No es cierto que el equipo fue para atrás o le haya hecho una cama a Matosas. Se dejan trascender cosas que no son ciertas y me duele porque soy hincha del club. Este es un grupo con muchachos que son hinchas o quieren mucho al club, se sienten identificados y la eliminación de la Sudamericana nos dio bronca", aseguró en conferencia de prensa.

Desábato se reivindicó como "un tipo honesto" al igual que sus compañeros de plantel y reconoció que el plantel no tuvo buen entendimiento con el uruguayo porque "en Estudiantes hay formas que no se negocian".

"El trabajo y la humildad, eso no se negocia y las formas de Gustavo (Matosas) eran otras y no las entendimos. Tal vez él hablaba más con los periodistas que con nosotros, pero de ahí a decir que le hicimos la cama es una barbaridad", aclaró.

"Fue un ciclo raro -abundó-, partidos de entrada, poco descanso, una pretemporada que no pudo hacerse de manera ideal y Matosas hizo muchos cambios, siempre jugó un equipo distinto y carecimos de un patrón de juego".

El capitán se explayó después: "En este club pasamos los mejores momentos de nuestras vidas. Quieren hacer creer que acá hay una crisis y es sólo un mal momento. En este proceso de cuatro años no bajamos de los primeros cinco lugares y clasificamos a tres Libertadores. En lo personal, quedar afuera de la Sudamericana me dolió mucho porque fue la última que jugué".


Fuente: Telam