Deportes
Miércoles 15 de Marzo de 2017

Lo bajaron a la fuerza de un avión por tener las piernas muy largas

El jugador, de 2,15 metros de alto, fue expulsado por la policía por ocupar un lugar que no le correspondía.

Un voleibolista profesional ruso de 2,15 metros de altura fue bajado por la fuerza por las fuerzas de seguridad rusas al resistirse a volver a su asiento tras ocupar uno nuevo debido a que sus piernas son muy largas y ocupaban demasiado lugar.

El hecho tuvo en un avión de la aerolínea de bajo costo Pobeda que cubría la ruta Samara-Moscú y el protagonista se llama Alexander Kimerov.


Embed


El periodista Piotr Kondakov publicó un video del altercado en su cuenta de Facebook, donde detalló que Kímerov "simplemente no cabía" en el asiento que indicaba su billete y se trasladó a otra butaca.

Sin embargo, la tripulación solicitó que regresara a su lugar, donde sus extremidades inferiores impedían el paso. Por tal motivo, el comandante de la aeronave avisó a las fuerzas policiales, que escoltó al deportista fuera del aparato, previo a algunas discusiones e intervenciones de otros pasajeros en favor del deportista.

El incidente ocasionó un retraso de 27 minutos y Kímerov tuvo que tomar el vuelo siguiente.

Por su parte, la compañía aérea negó "categóricamente" que impidiera volar a Kimerov por sus "largas piernas", sino por su comportamiento agresivo, sus "numerosos" insultos a miembros de la tripulación y su amenaza de organizar un "espectáculo" durante el trayecto.

La empresa indicó que el voleibolista "ostentosamente colocó sus piernas en el pasillo de la aeronave" -un gesto considerado "una amenaza directa para la seguridad de vuelo"- y recordó que el pasajero reservó el asiento 18D "por voluntad propia", cuando podía haber elegido libremente otro lugar "con más espacio".

Comentarios