Deportes
Sábado 17 de Junio de 2017

Más palos para Jorge Sampaoli

El técnico de la Selección de fútbol campeona del Mundo en 1978, César Luis Menotti, sostuvo que el actual DT llegó al seleccionado "oscuramente".

El técnico de la Selección de fútbol campeona del Mundo en 1978, César Luis Menotti, sostuvo que su colega (Jorge) "Sampaoli ha llegado oscuramente a la Selección, aunque -opinó- me gusta el planteo" de juego.

Y advirtió: "Pero depende de cómo uno llega a un lugar, si lo van a respetar o no".

Menotti conversó con Graciela Fernández Meijide en el programa de entrevistas "Cada noche", que a partir de este lunes se emitirá todas las medianoches por la Televisión Pública Argentina, con entrevistadores rotativos y producción del periodista Néstor Sclausero.

El "Flaco" dijo también que "Messi es el quinto futbolista de la historia del mundo. Son Di Stéfano, Pelé, Cruyff, Maradona y Messi. (Hoy) es el mejor del mundo y alcanzó ese nivel en el que pasás a un lugar histórico".

Sobre sus históricas diferencias con Carlos Salvador Bilardo, explicó que "el menottismo y el bilardismo no era un tema futbolístico, sino personal", y aclaró que "yo no me voy a pelear con alguien por cómo juega al fútbol".

Menotti, nacido en Rosario, le explicó a Meijide "que los rosarinos se pasaban más la pelota que los porteños porque a Rosario llegaron los escoceses y a Buenos Aires llegaron los ingleses, que eran menos vistosos".

También sostuvo que "cuando la pelota saltó a los escritorios, el fútbol pasó a ser el jefe de los clubes. Y de ahí la pelota pasó a ser un negocio".

Cuestionó además que "tuvimos (en la Argentina) 30 años de desorden en el fútbol, y 15 de decadencia, y entonces dejó de ser el fútbol de la gente".

Durante el programa, Menotti contó quién fue su padrino para ponerse al frente del equipo que lograría el primer Mundial para la Argentina: "Por pedido de Lorenzo Miguel, la AFA habló conmigo para que dirigiera a la Selección", dijo en "Cada noche".

Miguel era entonces el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, el gremio más poderoso e influyente de esos años.

También recordó que "cuando vuelvo de Polonia, donde estábamos cuando ocurrió el golpe de 1976, voy a presentar la renuncia". Agregó que "la AFA no estaba intervenida como otros organismos".

Y relató que "cuando voy, el doctor (Alfredo) Cantilo, un hombre de conducta y honorabilidad, me dice que iba a estar hasta 1978. Y ahí empezamos a entrenar".