Messi
Jueves 08 de Junio de 2017

"Me encontré con un Messi muy involucrado con que Argentina llegue al Mundial"

Jorge Sampaoli confesó a horas de su debut frente a Brasil, que la relación que estableció con el capitán de la Selección en estos primeros días de convivencia en Australia "superó" todas sus "expectativas".

El flamante entrenador del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, confesó a horas de su debut frente a Brasil, ni más ni menos, que la relación que estableció con el capitán Lionel Messi en estos primeros días de convivencia en Australia "superó" todas sus "expectativas".

Sampaoli habló por última vez públicamente antes del juego del próximo viernes a las 7.05, de Argentina (20.05 de Australia) en Melbourne, donde puso de manifiesto no solamente el estado de su relación con Messi, sino que valoró casi con inocultable admiración al crack de Barcelona "porque dentro del fútbol mundial es la única figura que participa de esta fecha de amistosos y esto es muy esperanzador para el seleccionado, ya que es el mejor del mundo y abandonó sus vacaciones en China para sumarse a este proceso".

"Mi contacto con Messi es humano. Me encontré con un jugador de fútbol muy involucrado con que Argentina llegue al Mundial y eso se ve en lo que él hizo para venir a este viaje. Es muy sencillo, muy humilde, muy compañero, y la relación con él superó mis expectativas", enfatizó.

"El equipo hará que Messi se potencie como ocurre con él en Barcelona y esa es la valorización de esa comparación. Después, el bosquejo normalmente está destinado a un tipo de futbolistas aún no definido, pero las sesiones de trabajo fueron intensas y con buena predisposición, así que la identificación del grupo con las sensaciones fue valiosa y esperamos desarrollarlas ante Brasil", analizó.

Y siguiendo con Messi sostuvo que su "confluencia con (Paulo) Dybala sería muy importante y ahora se evaluará el grado de compatibilidad. Uno es el mejor del mundo y el otro apareció con grandes expectativas, así que si logramos que sus capacidades individuales se integren, servirá para el equipo".
"La primera prueba será con Brasil y después Messi y (Nicolás) Otamendi volverán a la Argentina, como estaba resuelto de antemano, por lo que no van a viajar a Singapur ya que ambos se casan a fin de mes", aclaró.

"Cuando nosotros tomamos este desafío de dirigir a la selección hubo muchas situaciones que confrontaron con las emociones, pero debemos tener la serenidad para que se puedan dar . Por ejemplo en estos días (Mauro) Icardi y yo estamos buscando que juegue algunos minutos, pero el cuerpo médico no dice lo mismo, así que esperamos un milagro para que esté un rato ante Brasil, aunque la realidad indica que es muy difícil que lo pueda hacer", advirtió.

Siempre proclive a hablar intrínsecamente del juego, el casildense remarcó que "cualquier situación que atemorice la posibilidad de desarrollar una idea no es factible, así que aún sabiendo que el rival es Brasil, se la ejecutará sin ningún tipo de temores. Porque el estilo de juego es uno, pero tenemos matices para no ser predecibles, aunque la propuesta es de un sentido y con variantes que generen rupturas ante las situaciones defensivas que se nos opongan".

"Para mi el mediocentro es el organizador del equipo y si él no lo hace, entonces se salta esa línea y se juega a otra cosa. Por eso todos los que citamos tienen pase y buen juego. En ellos está expresada nuestra idea", apuntó.

"Pero esto no tiene que ver directamente con un recambio generacional en la selección, ya que eso será algo paulatino y analizado con tiempo. Los que convocamos ahora y no habían sido citados antes, lo fueron para poder evaluarlos y ver si están en condiciones de sumarse al grupo. Pero acá, con el poco tiempo de trabajo que tenemos, lo determinante será el partido con Uruguay (el 31 de agosto por eliminatorias en Montevideo)", precisó.

Posteriormente el ex técnico del seleccionado chileno se propuso analizar al rival del viernes y a propósito de ello sostuvo que la llegada de su entrenador, Tité, "generó mucho compromiso en sus jugadores. Yo lo conozco bastante porque hablé con él en Sevilla. Su seleccionado juega como el Corinthians que él dirigía. Y la ausencia de Neymar seguramente afectará el rendimiento de su equipo en este partido de Brasil, aunque cuenta con un buen número de futbolistas como para reemplazarlo".

"En cuanto a nuestro dibujo táctico contra Brasil, variará según si atacamos o defendemos, así que dependerá de los desplazamientos del rival. Y en ese último punto, la presencia de (Gabriel) Mercado seguramente será por izquierda aunque también podemos utilizarlo como central marcador por derecha, ya que algún jugador que actúa por aquel lugar -Javier Pinola- no vino", anticipó.

"Y en cuanto a otros jugadores que no están aquí, como el caso de (Sergio) Agüero, es muy difícil su posición porque tiene mucha competencia como centrodelantero, pero vamos a hablar con él para advertir como puede sumar a este proyecto, ya que si está en un buen momento será un gran aporte para nosotros", puntualizó.

El entusiasmo y la emoción todavía lo mantienen en vilo a Sampaoli, pero no lo distraen de su misión. Por eso en la despedida reconoció que respecto de otros trabajos, esto es "muy distinto" para él. "Es que más allá del equipo que me toca conducir, es muy difícil separar al hincha de Argentina del entrenador, aunque a veces es necesario acercar eso y no separarlo. Nuestra intención es convencer y no mandar", remarcó en el adiós, como para sentar las bases de un nuevo proyecto que también necesitará fortalecerse con los resultados.