Deportes
Jueves 05 de Octubre de 2017

Mirá en vivo: Argentina se juega "la vida" ante Perú en La Bombonera

El combinado albiceleste se enfrenta desde las 20.30 ante su par de Perú, en el marco de la 17ma fecha de Eliminatorias Sudamericanas, en el estadio de Boca.

El seleccionado argentino de fútbol llegó a la 'Bombonera' alrededor de las 19, una hora y media antes del encuentro en que se enfrentará con Perú, en el marco de la decimoséptima y penúltima de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Escuchá la transmisión de radio Nihuil

Escuchá la transmisión de radio La Red

Mirá en vivo la transmisión de TyC Sports

Embed

Embed

Ambos conjuntos tienen igual cantidad de puntos (24) e intentan apoderarse de uno de los cuatro cupos directos que entrega el continente para asistir a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

El plantel partió rumbo al estadio a las 18.15 desde el predio que la AFA posee en Ezeiza y arribó al barrio porteño de La Boca a las 18.44 en dos micros, uno de utilería y otro en el que viajó el plantel, ploteado con la imagen de Lionel Messi, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín, quien no integra la convocatoria..


¿Cómo creés que va a salir el ...

Además el vehículo tiene en la parte delantera el escudo de la Asociación del Fútbol Argentino acompañado de las dos estrellas que representan los mundiales obtenidos en 1978 y 1986, y un sol similar al de la bandera nacional.

El presidente de la AFA, Claudio 'Chiqui' Tapia, fue el primero en descender del micro en compañía de Jorge Sampaoli y el manager de la selección, Jorge Burruchaga, quien logró la Copa del Mundo de 1986.

Respecto del plantel, la fila la encabezó el jugador de Boca Juniors Pablo Pérez, mientras que el astro Messi fue de los últimos en descender seguido por Di María y el último fue el arquero Sergio Romero.

Los hinchas recibieron al plantel con la canción "esta noche, cueste lo que cueste, esta noche tenemos que ganar".

Por su parte la llegada de la delegación peruana ocurrió a las 18.35. Se observaron caras de tranquilidad y su ingreso al estadio paso casi desapercibido, con apenas algunos silbidos, muy distinto a lo que ocurre cuando por ejemplo River llega al mismo estadio a disputar el Superclásico en que los jugadores son recibidos con cantos agresivos y hasta incluso algunos proyectiles. Eso, claro, cuando había público visitante en el fútbol argentino.