Deportes
Jueves 15 de Junio de 2017

Moncada: "Tengo ganas de irme"

El dolor del presidente. El titular de Sport Club Pacífico opinó sobre las polémicas declaraciones de Federico Allende: "Nos empañó, le quitó valor al triunfo", dijo.

Lorena Sidoti
sidoti.lorena@diariouno.net.ar

Las declaraciones del futbolista de Pacífico Federico Allende fueron un golpe durísimo e inesperado para todo el club y allegados de Sport Club Pacífico. El jugador contó que había pinchado con una aguja a varios rivales en el triunfo por Copa Argentina frente a Estudiantes de La Plata y esto dio un volantazo en lo que era la semana más feliz en la historia del Lobo del Sur.
El presidente del club, Héctor Moncada, habló con UNO de este tema.

–¿Allende va a continuar?
–Allende no está en Mendoza, porque desde Buenos Aires tomó un vuelo a su casa, a Córdoba, y está citado para este viernes. Hay un medio nacional que ha dicho que lo echamos y no es así, esa no fue la declaración que yo hice. El primero que se va a enterar de la decisión es él o su representante.

–¿Trataste de entenderlo?
–No hay forma de entenderlo. Hay que tener cabeza cero para decir lo que dijo. No lo entiendo, porque no es ningún beneficio para él tampoco, todo lo contrario. No benefició al club tampoco. Lo lamento mucho porque es un chico excelente. Ha estado 17 o 18 días en el club, no más que eso, pero nos pareció un ser humano bárbaro. Estoy tan triste. Se equivocó.

–¿Te sorprende las repercusiones a nivel nacional sobre el tema?
–Habíamos hablado en la semana con nuestros jugadores que teníamos que tener cuidado con las declaraciones porque todo se iba a multiplicar por cien o por mil. Evidentemente no tuvo cuidado y después quiso arreglarlo diciendo que había sido una broma. Pero ya había tomado una dimensión tan grande que opacó todo lo bueno que hicimos.

–¿Hasta dónde esto puede perjudicarlos?
–Los periodistas mendocinos han sido muy generosos, pero esto nos ha afectado. Hay un termómetro que cambió del lunes a hoy (por el miércoles) y eso nos da la certeza de que nos afectó. Lo que era simpatía para con el club, ya no está. Ya no tenemos los llamados de todo el país de gente que no sabían que existíamos y que quería ayudarnos. Se enfrió todo y eso nos da la pauta que lo de Allende nos afectó.

–¿Qué es lo más grave de todo esto?
–El lunes pasado, después del partido, hablé con el presidente Mauricio Macri para que nos ayudara a comprar un predio y dos días después estamos hablando de esto. Hemos desaprovechado un momento que era bárbaro para la institución y que va a ser muy difícil que se vuelva a repetir.

–A pesar del dolor de ustedes, muchos lo tomaron con humor...
–Realmente estoy muy sorprendido y muy triste por las risotadas de los periodistas que parecían asentir lo que él decía. Estamos consternados por todos lados.

–¿Hablaste con el entrenador sobre el tema?
–Estuve con Andrés (Villafañe) en un café pero no hablamos. Imagino que debe tener una impotencia tremenda. Había hecho un planteo espectacular. Pacífico fue superior a Estudiantes y no necesitaba de ninguna artimaña para ganar ese partido. Pero ahora nos encontramos con esto. Esto nos empañó, le quitó valor al triunfo.

–¿Tenés ganas de dar un paso al costado?
–Siento que yo también he fracasado. Tengo ganas de irme, estoy convencido. No digo que no tenga vuelta atrás, pero no es sólo por esto, es por un cúmulo de cosas que nos vienen pasando. Esto de Allende fue la gota que colmó el vaso, pero no le voy a echar la culpa a él de mi decisión, obviamente.