Deportes
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Mora no lo puede creer

El delantero de River volvió a entrenar con sus compañeros tras la operación de cadera y expresó sus sensaciones.

El delantero de River Plate Rodrigo Mora expresó su felicidad por volver a entrenarse con el plantel conducido por Marcelo Gallardo, a tres meses de la operación en la cadera que todavía lo mantendrá inactivo hasta el año que viene, y lo comparó con el momento en el que debutó en Primera División.

El jugador uruguayo, quien el martes se reincorporó al plantel, brindó este mediodía una rueda de prensa en la que manifestó su deseo de volver a estar "a la par del grupo" en la pretemporada de verano.


>>> No fue un entrenamiento más en River

"La alegría que tengo se parece a la de cuando debuté en Primera. Fue una felicidad inmensa volver al predio, entrar al vestuario y reencontrarme con mis compañeros", contó Mora, quien fue operado de una necrosis en el fémur derecho el pasado 22 de junio.

Luego de varias semanas de reposo, el atacante, de 29 años, dejó las muletas el jueves pasado, justo en la previa del histórico triunfo 8-0 sobre Jorge Wilstermann, de Bolivia, por la Copa Libertadores, y el martes volvió a entrenarse en el River Camp, el predio del club en la localidad bonaerense de Ezeiza.

Mora comenzó el martes con la segunda etapa de recuperación y le apunta a la próxima pretemporada de verano para estar a la par de sus compañeros.

"Sé que falta mucho pero ya pasaron 120 días sin entrenar y después vino la operación. La voy a sacar adelante porque sueño con volver a jugar", comentó el futbolista.

"Lo importante es que ya empecé a caminar y no tengo dolores. Me hice unos estudios y los médicos me dijeron que la evolución es buena. Estoy haciendo natación, bicicleta y kinesiología pero todavía no puedo correr", avisó.

"Mi idea es estar a la par de mis compañeros en la pretemporada de verano. Quiero volver a jugar, ponerme bien y cumplir el sueño de jugar en la selección uruguaya. Me quiero poner bien para lograrlo", indicó el oriundo de Rivera que llegó al "Millonario" en agosto de 2012 y regresó en 2014 luego de un paso a préstamo en Universidad de Chile.

El último partido oficial que disputó fue el Superclásico ante Boca Juniors del 14 de mayo pasado por la 24ta fecha del torneo de Primera División. En ese encuentro, Mora fue suplente e ingresó por Gonzalo Martínez a los 20 minutos del segundo tiempo.

"En este tiempo me pasaron un montón de cosas. Al principio preferí viajar a Uruguay para estar con mi familia pero siempre estuve en contacto con todos, cuerpo técnico y médico, jugadores y dirigentes. Siempre me hicieron sentir querido y me demostraron su apoyo", contó uno de los jugadores más queridos por los riverplatenses.

"Desde que decidí quedarme (en 2015 rechazó una oferta de Arabia Saudita) siento que este es mi lugar, que soy de River. Acá viví cosas muy lindas y también esto (por la lesión) que no es bueno pero lo voy a superar", insistió.

Como parte de la identificación con el club, el uruguayo reveló que el pasado jueves vivió "un momento increíble y emocionante" con su hijo Máximo, de cinco años, en el estadio Monumental.

"Estuvimos adentro de la cancha y después lo vimos desde un palco. Lo disfrutamos mucho", relató en referencia a la goleada por 8-0 que el conjunto de Núñez le propinó a Jorge Wilsterman de Bolivia para clasificar a semifinales de la Copa Libertadores.

En esta línea, Mora remarcó que observó nuevamente que el equipo de Gallardo "aparece en las malas" y vaticinó un futuro exitoso de cara a la semifinal de la Libertadores ante Lanús.

Mora volvió a entrenar de manera diferenciada junto a Marcelo Larrondo y Luciano Lollo, quienes completan la lista de averiados del plantel de River.