Deportes
Miércoles 04 de Octubre de 2017

Otro día triste para el fútbol de Mendoza: "Pensé que no salíamos vivos"

El vicepresidente de Argentino relató la traumática situación que les tocó vivir en cancha de Palmira. Fueron agredidos y robados.

Momentos de tremenda violencia y angustia fueron los que vivieron jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y allegados de Atlético Argentino, que en cancha de Palmira fueron agredidos, amenazados y robados.


El relato de Argentino

Embed

Mientras el equipo de San José disputaba un encuentro de la Liga Mendocina en el Este, por la 9ª fecha, ladrones y violentos hinchas del Jarillero ingresaron a los vestuarios y les robaron toda la utilería. Luego estos mismos salvajes agredieron a los dirigentes y padres de algunos jugadores que se encontraban viendo el partido.

Mauricio Gareca, vicepresidente de Argentino, contó la traumática situación de extrema violencia que les tocó vivir. "Fue un caos total, nos han pegado, nos han robado, tuvimos que invadir el campo de juego porque si no, nos mataban; mientras estaban jugando el partido nos robaron del camarín toda la utilería; camisetas, ropas, los bolsos, las llaves de los vehículos. Pensé que no salíamos vivos, fue todo una locura", contó el dirigente aún consternado por lo vivido.

Y agregó: "A un papá de uno de los jugadores que estaba en muletas –Mario Tripi– le pegaron detrás de la oreja, lo tuvimos que asistir nosotros porque ellos no tenían servicio de emergencia. Un allegado al club de ellos les abrió el portón para que se metieran y nos robaran todo".

"Hablé con Carlos Suraci porque ningún dirigente de ellos se acercaba para frenarlos. Habías cuatro o seis efectivos pero antes de que llegaron nos tiraron piedras de todo. Después nos custodiaron y nos pudimos ir", concluyó diciendo Gareca sobre lo sucedido en Palmira.