Deportes
Viernes 08 de Septiembre de 2017

Rattín debutaba para no salir más

Fue ídolo de Boca Juniors durante 14 años. Desde su debut, ante River Plate en 1956, permaneció como el "5" de los Xeneizes hasta 1970. Fue un jugador de una sola camiseta. El Rata Rattín

Lucio A. Ortiz
ortiz.lucio@diariouno.net.ar


E l flaco jugaba de cinco en la tercera división de Boca, y junto con su padre habían construido su casa en el delta del Tigre. Era electricista de oficio. En setiembre de 1956 se cayó de una escalera en el Banco Nación de Tigre arreglando un tubo fluorescente. Se fracturó la muñeca derecha y lo enyesaron. Y en la semana previa al Boca-River el DT Mario Fortunato sacó de la tercera del Xeneize a Yaya Rodríguez y a Antonio Ubaldo Rattín (El electricista). Los metió de titulares en la práctica del miércoles. Le pusieron una venda porque con el yeso sería difícil moverse con soltura.

Hace unos años el Rata recordaba los momentos previos a su debut en la Primera de Boca Juniors, nada menos que ante River Plate. "En esa época no cualquiera tenía un reloj, y menos alguien que vivía tan apretado, ¡pero iba a debutar en Boca y no podía no tener un reloj pulsera! El sábado fui a un relojero del barrio y me compré uno. Lo pagué en 4 cuotas".

Y le siguió contando al periodista Diego Borinsky, en El Gráfico: "No había concentración y el sábado a la mañana Fortunato nos citó para hacernos masajes. En ese entonces a los profesionales les daban baños de inmersión y masajes el día anterior y después se iban a sus casas. El domingo pensaba tomarme el colectivo temprano, pero salí de casa y estaba Mario Enei, un amigo, con su camión Chevrolet 47 con 40 muchachos de la barra del barrio, así que me subieron a la cabina y arrancamos. Llegamos a la Bombonera, almorcé ahí y luego descansé un poco en unas cuchetas que había en la cancha.

Fue el 9 de setiembre de 1956 y Rattín le pidió a un fotógrafo que le sacara una foto con su ídolo Pipo Rossi, que jugaba en River. El muchacho de Boca entró con una mano vendada.

Le tocó marcar al gran goleador Ángel Labruna y Rattín le hizo una falta fuerte. "Lo sacudí de entrada y me dijo: "Pibe, tranquilo, que este no es el único partido que vas a jugar en tu carrera".
Ganó Boca, por 2-1, con goles de Osvaldo Zubeldía y Eduardo Senes.

Rattín jugó como titular, completó los 90 minutos e inició una carrera que lo marcaría a fuego en Boca. De ahí no salió más de la titularidad: "A la semana siguiente fuimos en tren a Rosario a jugar con Newell's. En otro vagón iba la orquesta de Aníbal Troilo. Pichuco era de River y me vinieron a buscar para que charlara un rato a su lado. Me dio mucha vergüenza".

Rattín sólo se puso la camiseta de un club y la de la Selección. Totalizó 382 partidos y convirtió 28 goles. Conquistó cuatro títulos y fue ídolo de Boca. En la Selección jugó 32 partidos, incluidos los Mundiales de Chile en 1962 e Inglaterra en 1966. No fue el único.

Hubo otros debuts en superclásicos, como el de Daniel Onega, el mayor goleador de una Copa Libertadores, con 17 goles. Se presentó con la camiseta de River el 10 de febrero de 1966, por la Libertadores. River ganó 2 a 1.

Era 1974 y se disputaba un superclásico de verano. Cuenta la historia que el DT millonario, Pipo Rossi, le preguntó al muchacho que llegaba de Sarmiento de Junín si estaba para jugar y Daniel Passarella no dudó y dijo: "Yo me animo a jugar, hay que ver si usted se anima a ponerme". Esa rebeldía lo llevó a jugar su primer partido con la camiseta de River ante Boca en un amistoso de verano.

Carlos María García Cambón tuvo el mejor debut que pudo tener cualquier futbolista en la historia de Boca. Porque el 3 de febrero de 1974, Boca goleó a River por 5 a 2 en el campeonato Metropolitano. Ese día, García Cambón convirtió 4 goles. El debut soñado.

Y Leopoldo Luque tuvo el mejor debut con la camiseta de River ante Boca el 21 de setiembre de 1975. El Millonario ganó 2 a 1 con un tanto del santafesino.

Julio Olarticoechea pudo jugar en Boca y en River. Primero pasó por el Millonario y ingresó en el segundo tiempo en un triunfo visitante a Boca por 3 a 2, en la Bombonera.

Omar Pastoriza sacó del arco a un histórico como Hugo Orlando Gatti para poner a un joven Carlos Fernando Navarro Montoya nada menos que en el clásico. El Mono no defraudó y Boca triunfó 2 a 0, el 18 de setiembre de 1988, como visitante.

También Jorge Pipa Higuaín debutó en River ante Boca. El defensor central ya había jugado con la azul y oro y se fue al fútbol francés y en su vuelta tuvo la presentación en River con una derrota 2-0.
El arquero Axel Werner debutó en el arco de Boca en el superclásico del 11 de diciembre de 2016, con un 4 a 2 y un Carlitos Tévez como figura.

El 13 de setiembre de 2015 en el Monumental debutó Milton Casco en River con una derrota por 1-0 con gol del uruguayo Nicolás Lodeiro para Boca.

Rattín –con su metro con noventa centímetros de altura– durante 14 años, de 1956 a 1970, fue el volante central de Boca Juniors, su única camiseta en primera división.

Fue ídolo desde fines de los '50 y toda la década del '60. El Rata Rattín, hombre de una camiseta.