Deportes
Domingo 04 de Junio de 2017

Renunció en el peor momento: "No puedo seguir en el club"

Diego Osella anunció su alejamiento de la conducción técnica de Newell´s Old Boys de Rosario argumentando una mala relación con el presidente de la entidad.

Diego Osella anunció este sábado por la noche su alejamiento de la conducción técnica de Newell's OId Boys de Rosario, argumentando una mala relación con el presidente de la entidad, Eduardo Bermúdez, quien en la víspera lo cuestionó por declaraciones que había formulado durante la semana.

"Me voy. Es la segunda vez que (Eduardo) Bermúdez me expone en público. No puedo continuar en el club", explicó el entrenador, una vez concluido el partido que el equipo rosarino perdió 1-2 con Unión en Santa Fe, por la fecha 27 del torneo de Primera División.

"Cruzó una línea que no tiene vuelta atrás" justificó Osella para darle sentido a su decisión, más allá de una campaña que es más que digna, con 48 puntos y una tercera colocación provisoria.

"No nos merecemos que salga a mandar mensajes. Es la segunda vez que dice que me dedique a entrenar y nada más", dijo.

El entrenador refirió que los dirigentes de la entidad 'rojinegra' "estuvieron 40 minutos hablando y me dejaron mal parado delante de la gente en general. Las palabras de Eduardo desviaron el real problema que tiene la institución, se volcó con un menosprecio hacia mi persona, menospreciando los clubes que dirigí y callándome la boca", apuntó.

Bermúdez, en conferencia de prensa celebrada el viernes al mediodía, había cuestionado la presunta intromisión del DT en la crisis financiera y económica del club, descerrajando que el técnico "sabía a dónde venía y cómo estaba el club"

"¿Viene de dirigir Real Madrid o el Barcelona? Osella viene de dirigir Patronato y Colón", expresó el presidente, con ironía.

Osella dirigió al equipo desde comienzos del año pasado y fue ratificado en el cargo por el empresario Bermúdez antes de las elecciones del 19 de junio de 2016

Por su lado, el entrenador se atajó y sostuvo no haber cuestionado "a nadie, ni a la Comisión. Voy a hablar con Eduardo, con los futbolistas, hay cosas que no se pueden volver atrás. Le agradezco el apoyo que me dio en el cargo, se lo devolvimos con una campaña en la que Newell's sumó mucho, pero esto generó un desgaste muy grande que no se puede disimular", remarcó.

Y se mostró indignado con la frase de que Bermúdez simulaba ser un padre loco y Osella "su hijo rebelde", tal como aseguró el dirigente en una conferencia de prensa celebrada en el mediodía del viernes.

"Mi papá falleció en 2014 y lo extraño todos los días. Hay cosas que no se dicen. Hay una línea que cuando se cruza, no se puede volver atrás. Ganara o perdiera, el mensaje iba a ser el mismo", concluyó el DT.