Deportes
Lunes 26 de Junio de 2017

Se puso pesado el ambiente y la Lepra la pasó mal en Tucumán

Los hinchas de San Martín de Tucumán terminaron ofuscados por la victoria de Independiente, protestaron contra el arbitraje y rompieron un vidrio del micro leproso.

Podría haber sido peor si no fuese por el presidente de San Martín de Tucumán, Roberto Sagra, quien actuó rápidamente para proteger a los dirigentes de Independiente Rivadavia de la violencia de los hinchas locales.

Embed

Alberto Rez Masud, vicepresidente primero de la Lepra, contó en diálogo con Radio Nihuil que al finalizar el encuentro el ambiente se caldeó, tuvieron que resguardarse en el palco y los jugadores debieron esperar que la Policía reorganizara el operativo para poder salir del estadio.

Los hinchas se enojaron no solo por el resultado sino por la actuación del árbitro Andrés Merlo, quien fue mirado de reojo desde un comienzo por su condición de sanrafaelino.

Embed

Lo esperaron en las afueras del vestuario, acompañaron su salida y hasta rompieron un vidrio del colectivo de Independiente, que aguardaba por el plantel visitante.

¿Se salva la Lepra?