Deportes
Miércoles 04 de Octubre de 2017

Un verdadero dolor de...

El bosnio Marin Galic sufrió una brutal entrada desde atrás y luego debió ser operado en sus partes nobles. ¡Increíble!

Todos saben que, al ser un deporte de mucho contacto, el fútbol deja muchas veces a los jugadores expuestos diferentes situaciones. En este caso el que puede dar fe de esto es el bosnio Marin Galic, que fue protagonista de un caso extremo. Jugando para Zrinjski Mostar perdió un testículo tras recibir una patada.


Durante el encuentro de la Copa Bosnia y Herzegovina, un jugador de FC Sloga, jährige Bosnier, trató de detenerlo cuando se escapaba por el andarivel derecho barriéndose desde atrás, pero le erró en el calculo –o le dio a destiempo– y terminó golpeándolo en la zona sensible. Lógicamente que el jugador, de 22 años, quedó tirado fuera del campo retorcido de dolor y no se pudo recuperar. Así y todo, el partido continuó.

Embed

Producto de esto, Galic tuvo que ser trasladado a un hospital, donde fue sometido a una cirugía para extraerle el testículo, según reportó la prensa local. Cuando pensabas que no podía ser posible, acá tenes un ejemplo.


Fuente: UNO Santa Fe

Comentarios