Policiales
Lunes 10 de Octubre de 2016

Desarticularon la banda que robó en la casa del hijo del ex senador Ernesto Sanz

Cayeron otros dos delincuentes que eran intensamente buscados. Se recuperó un poco más de dinero y se secuestró ropa y otras dos armas de fabricación casera.

En otro procedimiento que se realizó el sábado en la Isla del Río Diamante, personal de Investigaciones detuvo a otos dos hombres sospechados de haber participado del robo a la familia de uno de los hijos del ex senador Ernesto Sanz.

El operativo se concretó en la Isla del Río Diamante, donde los pesquisas secuestraron algunas prendas de vestir de Fernando Sanz y su familia, parte del dinero en efectivo sustraído el viernes a la madrugada, unos $2.500 más dos armas de fabricación casera que los delincuentes habrían utilizado durante el violento asalto.
Ambos quedaron incomunicados en la base de Investigaciones a la espera de ser indagados por el titular del tercer Juzgado de Instrucción, Gabriel Ravagnani.
Las detenciones se suman a las del viernes a la mañana cuando los investigadores aprehendieron a otros 4 individuos. Dos de ellos quedaron en libertad porque no se los pudo relacionar con el robo.
Uno de los celulares sustraídos por los delincuentes fue la clave para desarticular la banda. Es que el Iphone que se llevaron durante el robo cuenta con un localizador que fue fundamental para ubicar a los delincuentes.
Por ahora solo se recuperaron cerca de $7.000, los celulares y prendas de vestir y se desconoce donde quedó el resto del botín. Es que en la denuncia el hijo de Ernesto Sanz dijo que le robaron unos $70.000 que incluyen algunos dólares.
El violento asalto ocurrió el viernes a la madrugada en una propiedad ubicada en calle Mercado en el distrito de Cuadro Benegas, Los asaltantes, todos encapuchados y armados, forzaron la rejas de una de las ventanas de la casa donde descansaba Fernando Sanz junto su esposa, embarazada, y uno de sus hijos.
Allí lo amenazaron y lo maniataron para llevarse unos $70.000 en efectivo, ropas de vestir, zapatillas y los celulares que fueron la clave para esclarecer el hecho.

Comentarios