Más noticias
Lunes 09 de Febrero de 2015

Desde el viernes, los aviones de la lucha antigranizo en Mendoza están sin cartuchos

Faltan bengalas para combatir las tormentas. Esperan que lleguen este martes desde Bulgaria. La seguidilla de tormentas sumada a los límites que pone el RENAR llevó a que se agoten anticipadamente los insumos.

Por estas horas, los productores se persignan y forman una cruz de sal en el piso a la que le clavan un cuchillo rogando que no llueva. Claro, porque hasta mañana, como mínimo, Mendoza no tendrá bengalas ni cartuchos para disuadir las tormentas y evitar que se arruinen los cultivos en caso de que granice.

Fruto de las elevadas precipitaciones que cayeron durante los últimos días en la provincia, se agotaron los insumos importados que utilizan los aviones, conocidos vulgarmente como cohetes.

El próximo cargamento llegará hoy a Buenos Aires y, si todo sale como calculan desde Contingencias Climáticas, mañana estará en Mendoza. Todo depende de la rapidez en los trámites del RENAR (Registro Nacional de Armas de la República Argentina) y la Aduna.

Este problema se suma al conflicto que se inició el 1 de enero entre los pilotos y el Gobierno, producto de un reclamo sindical que dejó sin protección a los agricultores hasta el 28 pasado, cuando se resolvió. 

Roberto Pradines, diputado Nacional por el Partido Demócrata, denunció el sábado al Ministerio de Agroindustria por la falta de insumos necesarios para la lucha antigranizo y aseveró, luego de una  visita al centro de Operaciones Aéreas en la Cuarta Brigada, “que los  productores de Mendoza están indefensos ante el granizo. No hay bengalas ni cartuchos para la siembra de nubes. No se sabe hasta cuándo continuará esta situación”.

A través de una información suministrada por el piloto Guido Gueroti, Pradines pudo saber que desde la mañana del viernes 6 de febrero se agotaron los químicos y que ese mismo día sólo se aplicaron 21 bengalas en el oasis Centro y ocho en la tormenta de General Alvear, que es lo mismo que nada, según los especialistas. 

Marcos Scipioni, titular de Contingencias Climáticas, dijo que “el martes (por mañana) llegarán las bengalas y los cartuchos. Hubo un problema con el vuelo de Bulgaria, pero no se debe a falta de previsión, sino que se conjugaron muchas razones como la histórica cantidad de agua y piedra que cayó. Lo que puedo decir es que no va a volver a suceder en la temporada. Ya pasaron enero y febrero, que son los meses más jodidos”.

El RENAR y su efecto dominó
El faltante de stock que tiene en vilo a los productores, con suerte hasta mañana, surge de una normativa nacional.

Las nuevas restricciones del RENAR sólo autorizan la importación de pequeñas cantidades: dieciocho por vez, lo que equivale a 1.440 bengalas. A su vez, entre envío y envío deben pasar, como mínimo, entre 15 y 20 días, producto de los burocráticos trámites.

Como la provincia no puede hacer ningún tipo de modificación porque es una normativa nacional, Scipioni explicó que tratarán de importar durante la contratemporada (invierno) para acumular insumos, pero que no será fácil. “Siempre es importante que se apruebe el presupuesto a tiempo, porque las compras son a través de licitaciones públicas e internacionales que llevan mucho tiempo”, dijo.

Críticas a la calidad
“Las bengalas de origen búlgaro han tenido fallas, ya que no pudieron ser encendidas mientras se volaba. Y no se hacen auditorías externas para saber cómo funciona el servicio y si es eficaz”, señaló Pradines en su denuncia.

“Está comprobado que los productos búlgaros no funcionan como los estadounidenses de la empresa Ice Crystal”, admitió Oscar Charparín, piloto de Lucha Antigranizo y delegado sindical de la APLA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas). 

Como contrapartida, Scipioni comentó: “Cuando se elige la propuesta de los proveedores, se evalúan varias cosas. El precio es muy importante y las bengalas norteamericanas, desde el año pasado, incrementaron mucho el valor, casi 60% y en dólares, por lo que hubiésemos comprado menos cantidad. Encima, en partidas anteriores no tuvimos problemas con las búlgaras. Reconozco que hubo algunas deficiencias en la última serie, pero en términos generales estuvieron bien”.

Un logro del cual se jactó Scipioni fue la doble cartuchera que le adosaron a la panza de los aviones desde que él está como titular de Contingencias. Los cartuchos sirven para siembras combativas y surten efectos a los 6 o 7 minutos.

  • 4 son los aviones antigranizo que posee la provincia: tres se encuentran operativos, mientras uno está apostado en el aeropuerto de San Rafael. 
  • 1.440 Son las bengalas que el RENAR autoriza ingresar por envío, equivalente a 18 cajas. En los últimos 20 días, se usaron más de 1.500 y se agotó el stock.
El pronóstico del tiempo no alerta de más piedra
La única esperanza a la cual se pueden aferran los agricultores y productores, como mínimo hasta mañana, es la esbozada por el Servicio Meteorológico Nacional.
Desde la centenaria institución informaron que son pocas las probabilidades de que caiga granizo durante los próximos días, aunque no descartaron la posibilidad de que precipite.
Para hoy, se espera por la mañana una mínima de 17°C, con nubosidad variable y vientos leves a moderado del Sudeste. Mientras para la tarde se estima una máxima de 25 grados, con nubosidad variables, probabilidad de tormentas y vientos moderados del sector Sur.
Para mañana, la mínima vaticinada es de 15°C y la máxima de 27. Durante todo el día se calcula un cielo algo nublado y protagonismo solar. Aunque no se cumpla lo asegurado por Contingencias Climáticas, es decir, que mañana no lleguen los insumos necesarios para realizar las siembras en los aviones antigranizo, el panorama no presenta amenazas.
Para el miércoles, durante la primera parte de la jornada, habrá pocas nubes y una mínima de 19°C y por la tarde, un pico de 31.
Durante el jueves, las temperaturas oscilarán entre los 21 y los 32 grados, y el firmamento se mostrará con pequeñas nubes que no precipitarán.

Comentarios