Política
Martes 11 de Octubre de 2011

Desopilante: Rosales culpó a otro demócrata por la falta de políticas de seguridad del gobierno de Celso Jaque

El candidato a gobernador del PD consideró que el meollo de la cuestión es la falta de estadísticas, eliminadas, justamente, por Juan Carlos Aguinaga (PD) durante la primera parte del gobierno del malargüino. "Sea quien sea que lo hizo, está mal", intentó salvar Daniel Cassia.   Esto prometía el gobierno de Jaque en marzo de 2008 respecto a las estadísticas

Por Javier Polvani

El candidato a gobernador demócrata Luis Rosales culpó a la falta de estadísticas delictuales de imposibilitar el diseño de un programa de medidas efectivas para combatir la inseguridad. Lo curioso de esta línea del discurso del candidato -que este martes presentó formalmente su propuesta de seguridad- es que el gobierno de Mendoza dejó de llevar un sistema de estadísticas de delitos en el inicio de la administración de Celso Jaque, cuando el ganso Juan Carlos Aguinaga manejaba la cartera de Seguridad con el equipo completo del Partido Demócrata en esa materia.

Daniel Cassia, considerado el virtual ministro de Seguridad en una hipotética gobernación de Rosales por el propio columnista político del canal de noticias C5N, no desconocía este dato, puesto que fue uno de los férreos opositores a la política de Seguridad de Aguinaga y el comisario Carlos Rico, imputado por delitos de lesa humanidad, quien condujo la Policía bajo la gestión de Jaque. En cambio, el candidato a la gobernación, su compañero de fórmula, Pablo Priore (machista) y el postulante a Diputados de la Nación, Roberto Pradines, miraron desorientados cuando surgió el dato en la conferencia de prensa convocada en la sede partidaria de calle Emilio Civit.

El Ejecutivo provincial mantuvo las mediciones sobre el nivel de delitos hasta febrero de 2008, cuando Aguinaga siendo ministro de Jaque anunció que se dejaría de hacer la medición que se realizaba y que en adelante se implementaría un sistema estadístico con un modelo diferente. La eliminación del sistema estadístico existente se operó de inmediato pero hasta ahora no se puso en marcha ningún método alternativo. Simplemente el Ministerio de Seguridad ordena los datos de las denuncias y los deja bajo siete llaves sólo al alcance de las autoridades provinciales en la materia.

La decisión de Aguinaga a instancias de Jaque fue tomada en medio de una creciente polémica por la promesa electoral del malargüino referida a bajar el 30% la cantidad de delitos en los primeros seis meses de gobierno. Antes de eso, el gobierno de Jaque prefirió no informar más la cantidad de delitos, mientras el mandatario pedía perdón por incumplir su promesa proselitista.

“Lamentablemente no tenemos estadísticas fiables, como en la mayoría de los temas que afectan a los mendocinos, pareciera que esta tendencia instalada en el Gobierno Nacional hace ya algunos años de tergiversar la información a su servicio, en el tema inflacionario como en tantos otros temas ha calado hondo en estas tierras mendocinas”, se quejó amargamente Rosales desconociendo que el ejecutor de la eliminación de las estadísticas oficiales sobre delitos en Mendoza fue Aguinaga, referente demócrata y padre del senador Carlos Aguinaga, quien fue designado jefe de la campaña por Rosales.

“No podemos diagnosticar adecuadamente, como debería hacerse, con información confiable, última y cierta”, criticó el candidato a gobernador del frente Compromiso Federal, integrado por el PD, el Pro, de Mauricio Macri, y Es Posible, del puntano Alberto Rodríguez Saá.

Mientras que Cassia le apuntó directo a la fórmula oficialista para la Gobernación y vice por la falta de estadísticas, evitando hacer consideraciones cuando se le marcó que fue Aguinaga quien las suprimió. “Yo les pido a Paco (Pérez) y a Carlitos (Ciurca), que no fueron ministros de Irlanda, fueron ministros de Jaque, que por favor pongan en funcionamiento el registro único de delitos aprobado por ley hace tres años”.

Cassia encogió los hombros y echó el cuerpo hacia atrás antes de responder frente a la advertencia de un periodista respecto a la posición del demócrata Aguinaga en el momento en el que el gobierno de Jaque dejó de llevar las estadísticas de los delitos. “Yo no se quién dejó de medir, lo que se es que esta ley de estadísticas delictuales no se cumple”, salió del paso el peronista disidente.

El rol de Aguinaga
Aguinaga fue designado por Jaque como ministro el 9 de diciembre de 2007, un rato después de recibir el mando provincial del gobernador saliente Julio Cobos. El demócrata desembarcó en la cartera de Seguridad a la que aspiraba en ese momento Cassia, quien trabajó en los equipos técnicos del PJ previo a las elecciones y participó del equipo de transición nombrado por Jaque para actuara entre la elección y la asunción a fines de 2007.

El 16 de abril, Aguinaga y todos los demócratas que lo acompañaron en el Ministerio salieron eyectados en medio de un fuerte enfrentamiento con el Gobierno Nacional que presionaba por la salida del comisario Rico debido a sus presuntos vínculos con el terrorismo de Estado. En el camino, entre otras medidas, Aguinaga abolió el sistema de medición de estadísticas delictuales sin llegar a instaurar uno nuevo antes de irse del Gobierno.

Sus sucesores, Carlos Ciurca y Carlos Aranda tampoco incorporaron un nuevo sistema de estadísticas delictuales oficiales. Actualmente, en la provincia las únicas estadísticas emitidas por una fuente oficial en materia de delitos las ofrece el Poder Judicial, con marcado atraso en la publicación y repetidas críticas del gobierno contra la confiabilidad de los números respaldados por la Suprema Corte.

Comentarios