San Rafael
Martes 01 de Diciembre de 2015

Después de 60 años recuperaron un busto de Eva Perón derribado en 1955 en San Rafael

Historia. La obra de arte fue tirada en ese año de una de las avenidas céntricas de San Rafael tras el derrocamiento de Juan Perón. Fotos.

El 16 de setiembre de 1955  se quebró parte de la historia política de la Argentina cuando la Revolución Libertadora derrocó a Juan Domingo Perón. La caída del "General" inició un período de odios y rencores en una sociedad que quedó dividida entre peronistas y antiperonistas.
Uno  de los tantos hechos que marcaron esta división estuvo en la destrucción de las imágenes y símbolos del peronismo a partir de la proscripción de este partido en participar de la vida política de la Argentina. En este escenario, el busto de bronce de Eva Perón que fue emplazado por la ordenanza 123 de julio de 1953 en un bulevar ubicado en Hipólito Yrigoyen a escasos metros del cruce con la avenida Moreno, sufrió las consecuencias de la turba enardecida que con cadenas lo arrancaron del pedestal. Luego lo arrastraron por esa avenida atado a una camioneta Ford color naranja y lo abandonaron frente a la iglesia de Lourdes.
A partir de ese momento nunca más se supo nada de esta reliquia de unos 60 kilos de peso, hasta que a principios de este año una mujer, se desconoce su nombre, lo acercó a la Municipalidad.
Aparentemente la tenedora lo encontró arrumbado en la casa de su abuela, quien lo habría recibido de manos de un militar.
Después de 60 años, repleto de óxido, sucio y con vestigios de los golpes recibidos durante la violencia a la que fue sometido, una escultora lo  limpió y se lo entregó en mano a Lucio Olmedo, secretario del Partido Justicialista y ex senador provincial.
"Fue emocionante recibir esta réplica que había desaparecido hace 60 años y es tan cara al sentimiento del pueblo peronista". Se trata de una  obra que lleva el número 87 en su espalda y forma parte de no menos de 300 réplicas que se repartieron en todo el país.
En los últimos años aparecieron varias, una en Tucumán, otra en Chajarí, en Gálvez y en otros lugares. En todos los casos no se las restauró para mostrar parte de la historia y preservar la obra, aclaró Olmedo.
Ahora comenzó el proceso para reinstalarlo en otro sitio. Si bien algunos quieren que vuelva a su lugar de origen (en esa esquina), otros prefieren mantenerlo en un sitio más seguro. El debate está abierto, lo cierto es que un pedazo de la historia peronista de San Rafael reapareció. "No queremos despertar odios y rencores, Evita es de todos los argentinos", dijo el dirigente.   

Comentarios