Zona sur
Domingo 13 de Diciembre de 2015

Destinan 25 millones de pesos para asfaltar calles

Comienza la discusión del presupuesto 2016 en Alvear y el 17% es para invertir en obra pública. El ítem más abultado es el de asfaltado de calles. Es 12 veces más de lo que estaba previsto para 2015.  

Diciembre será un mes agitado en lo político tras la asunción de los nuevos concejales y de Walther Marcolini al frente de la intendencia alvearense. Ahora comenzó el tire y afloje del presupuesto y si bien la premisa del oficialismo (radicales, demócratas y el PRO) es buscar consensos, quieren apurar los trámites para que esté aprobado el 1 de enero.
El cálculo de recursos previsto para el 2016 es de $356.657.232 y el 17% está destinado a la obra pública. El dato más relevante en ese ítem es el monto que la comuna invertirá en asfaltado de calles. Primero en campaña y luego durante la transición, Marcolini dijo que su objetivo es asfaltar 400 cuadras y quiere que 150 sean en el primer año de gestión.
Para cumplir con esa meta, previeron en el presupuesto $25.000.000, lo que representa 12 veces más a lo que tenía presupuestado el gobierno que se fue, en el mismo rubro, para este 2015.
“Es un presupuesto bastante acorde a la realidad y con un plan de obras real, que se puede cumplir”, dijo el edil radical Pablo Longo.
La frase del concejal oficialista es un tiro por elevación a la gestión justicialista que terminó el jueves pasado.  En el último año de Juan Carlos De Paolo previeron gastar 315 millones de pesos.
Pero además fueron ampliando partidas y elevaron esa estimación inicial a 490 millones de pesos, con promesas de más obras, pero al final todo quedó en la nada. La comuna cerrará el 2015 habiendo ejecutado 265 millones de pesos.   
Todos quieren verlo
Es una regla implícita que la oposición siempre es la que busca la aguja en el pajar cuando se trata de estudiar el presupuesto y los oficialistas se limitan a defenderlo. Sin embargo en esta oportunidad se da un caso particular, ninguno está al tanto de cómo quedará redactado al final.
El presupuesto se terminó de preparar durante la transición y aunque se siguieron los lineamientos de Marcolini, el armado estuvo en manos de los funcionarios de De Paolo. 
Antes esa situación, los concejales radicales, que ahora son oficialistas, quieren revisarlo pormenorizadamente para estar seguros que no se encontrarán con ninguna sorpresa y estar atentos a realizar cambios si es necesario, mientras que los justicialista, que pasaron a ser oposición, también tiene intenciones de observarlo punto por punto y en especial si le hacen retoques.

Comentarios